domingo, 3 de abril de 2016

Patrimonio musical resguardado en el corazón de Tarija

El Centro de Documentación Histórica Franciscana en Tarija ha salvado una colección de libros, documentos y música barroca compuesta por los misioneros durante el siglo XVI y serán estrenadas en el Festival Internacional de Música Renacentista y Barroca Americana “Misiones de Chiquitos” del 22 de abril al 1 de mayo, que tendrá a Tarija como protagonista

“Bolivia ha ganado un lugar muy privilegiado no solo en América sino en el mundo por ser las únicas colecciones de música barroca que se han salvado”, fueron las palabras del padre Piotr Nawrot, para referirse al patrimonio de música polifónica renacentista, resguardado en el Centro Eclesial de Documentación del Convento Franciscano de Tarija, lo cual pone a Bolivia como un lugar privilegiado que alberga las únicas colecciones de música antigua que se han salvado en la región.

El marco del XI Festival de Música Barroca y Renacentista que se inaugurará el 22 de abril y que este año se ampliará a ciudades como Sucre y Tarija, lugar donde se hizo público, hace algunas semanas el aporte de los franciscanos, que reunieron documentaciones que vienen a ser “tesoros”, sobre la historia de las misiones del oriente, motivo por el cual, dicho festival será inaugurado con el estreno mundial del programa Sinfonía 40 de Pedro Ximénez de Abril y Tirado. las misiones del Oriente.

Situado en la calle Colón Nº 661, esquina Ingavi, 137, en Tarija, el Centro Eclesial de Documentación del Convento Franciscano, el pasado 17 de abril, dio a conocer la riqueza que posee, la cual posiciona a esa ciudad como un lugar privilegiado que alberga las únicas colecciones de música antigua.

En aquella oportunidad, el padre Piotr Nawrot, director artístico del Festival de Música Barroca y Renacentista, resaltó que Tarija encierra un “gran colección de libros”, documentos y música de un valor particular, un patrimonio que ha estado “silenciado”, pero con la llegada del festival, se encuentra en el escenario para descubrir los tesoros de la música antigua.

Los testimonios musicales con los que el centro cuenta datan desde el siglo XVII al XIX, con obras de autores italianos como Giuseppe Verdi y Giacomo Puccini.

“En primer lugar, hay testimonios sobre las misiones de los frailes en toda la zona sureste del país. También hay documentación sobre otras de siglos pasados, tanto de franciscanos como de otras familias de religiosos. Su biblioteca histórica es una de las más importantes en Sudamérica”.

Lo que pretenden es la revalorización de algo que los tarijeños poseen; pero que pocos saben el valor que representa, con ese objetivo será realizado el ‘Encuentro de Musicólogos’, previsto para los días 20 y 21 de abril. “El trabajo que ahora inicia en Tarija permitirá completar el cuadro histórico de la música antigua en Bolivia, mejores días nos esperan”.

El padre refirió que “es un lujo que nadie lo tiene”, con referencia a las 14 cajas de documentos con música polifónica, desde el Renacimiento hasta el siglo XX, además de 18 cantorales, libros con el canto gregoriano o llano.

TESORO

Al respecto, de cuantas piezas estarían resguardadas en el lugar uno de los responsables del archivo que prefirió mantener su identidad en reserva explicó que aún se está trabajando en la catalogación.

“Para esta primera parte de 14 libros se trabajó durante casi cinco años y sólo se hizo la selección de los libros litúrgicos, canto de la liturgia que se entonaban durante las misas celebradas en aquella época. Otros de los textos resguardados en cajas aún deben ser catalogados”. Agregó: “Mientas no se haga la catalogación no podemos dar una cifra, Pensamos que al igual que en Chiquitos, será un proceso de 10 años, pues se necesitan recursos, personal y mientras no se haga aquello no podemos dar la cifra exacta”.

El convento franciscano es una de las edificaciones más antiguas de Tarija, abrió sus puertas en 1606 y hasta 1755 fue un pequeño convento perteneciente a la provincia san antonio de charcas.

Según la fuente, en 1755 se erige como colegio de propaganda fide que es hasta 1918 un lugar donde ese especializaban los franciscanos exclusivamente para la misión era un colegio especializado dentro de la reforma para el mundo en el siglo 17.

“Este fue el centro de los misioneros franciscanos que estuvieron hasta 1908 el archivo y biblioteca que actualmente tenemos estaba dedicado a la misión que ellos tenían. El primer catálogo del archivo se hizo en 1916 y este año se cumple 100 años de primer catálogo y se realizará un evento a fin de año”.

HISTORIA

El Convento resguarda documentos producidos por las misiones franciscanas durante la época colonial y republicana, de sus incursiones evangelizadoras en tierras de pueblos matacos y guaraníes. Entre los documentos lingüísticos de la época colonial existen diccionarios y catecismos en idioma guaraní y mataco, y entre los documentos de la época republicana guarda diccionarios y gramáticas guaraníes, además de obras de catequesis y predicación y recopilaciones de cuentos de los pueblos guaraníes, noctenes y tobas.

En Tarija, los padres aprendían conocimientos agrícolas, oficios, salud, y costumbres ligadas a los pueblos originarios, y la lengua. La agricultura se practicaba en la gran huerta conventual y más en el contexto tarijeño; los oficios de carpintería, herrería, transformación de productos; la salud, en la enfermería conventual; y lenguas y costumbres, eran parte de un a enseñanza casi escolar. Para esta última, se nombraba a un encargado. En el archivo existe la notificación de que el Padre Mandiola fue nombrado Maestro de Lenguas en los años de 1790; seguramente, antes que él, era actividad del Padre Manuel Mingo de la Concepción, que unía al cargo de bibliotecario y archivero.

CARACTERÍSTICAS DEL ARCHIVO

Según la historia del lugar, el P. Mingo conservaba al archivo en “cajuelas” así subdivididas: I cajuela: quehaceres conventuales; II cajuela: manera de solicitar y traer religiosos de España: III Cajuela: papeles de las reducciones y IV cajuela: libros manuscritos en cuarto: De los muertos, de recepciones de los candidatos a la Orden, las profesiones y la Crónica del P. Mingo al 1795 (la copia del A.F.T es borrador, remetida a los Padres censores en el año de 1791). Otra petaca, sin numeración, es la de las Pías Memorias y relaciones económicas dejada al cuidado del P. Procurador.

Un primer Catálogo del Archivo fue elaborado por el Padre Pedro Corvera en 1916, el mismo que fue editado, con anotaciones de documentos posteriores a la fecha, por el P. Gerardo Maldini.

A la fecha este archivo que cuenta con tres bibliotecas resguarda alrededor de 50.000 libros que datan desde la construcción del convento y están resguardadas en salas ambientadas para su preservación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Arte, Pintura, Cultura, Teatro