miércoles, 15 de junio de 2011

La Orquesta de Cámara, 18 años de sobrevivencia

La Orquesta de Cámara, fundada en 1993, sobrevive con pocos ítems y por amor a la música, puesto que no hay un verdadero apoyo de las autoridades a esta entidad que apuesta por la cultura, llevando al público tarijeño música selecta y obras musicales del propio departamento.

Con los sonidos de los violines, violas, violoncello y el contrabajo, comienza a las 8:30 la sesión de ensayo de los miembros de la Orquesta de Cámara Tarija. Bajo la dirección del maestro Fernando Arduz, los músicos practican en una de las aulas que brindó la Facultad de Idiomas de la Universidad Autónoma Juan Misael Saracho.

La Orquesta fue creada con diez miembros en 1993. Actualmente cuenta con 11 músicos que trabajan con un sueldo fijo y otras tres personas laboran en ella sin percibir ninguna remuneración económica. En total son 15 personas que se dedican a este arte y que tienen por objetivo difundir la música selecta o clásica y, paralelamente, la música tarijeña.

El director de la Orquesta afirma que es una necesidad que el grupo crezca para poder conformar una Orquesta Sinfónica.

UNO DE SUS LOGROS ES HABER GRABADO UN CD

En el 2009, la Orquesta de Cámara pudo grabar un CD que se llama “Tarija y su música”. En él se presentan temas musicales tarijeños como: Pañuelito al Aire, de Heriberto Valdivieso; Pascua Florida, de Fernando Arduz; la cueca el Embrujo, de Guillermo Arancibia; la Chacarera, la Inolvidable, de Rosendo Aramayo; y el villancico Cristo Nació, de Fernando Arduz.

En total son 18 los temas tarijeños que fueron grabados en el CD.

De igual manera, y gracias al apoyo de Canal 9, la Orquesta de Cámara pudo también grabar uno de los conciertos que llevó a cabo en la Loma de San Juan, lugar que tiene “hermosas vistas”. La grabación fue muy trabajada, afirma la profesora Gilma Hoyos.

La Orquesta de Cámara también ofreció un concierto con el conjunto Los de Sama y otro con el Coro Universitario, que ya ha cumplido 36 años de vida y el cual es dirigido por Hoyos, que es la Coordinadora de la Orquesta.

La Orquesta busca trabajar con aquellos elencos con los que pueda tener compatibilidad en torno al tipo de música que ejecuta la Orquesta.

EL PRINCIPAL INCONVENIENTE DE LA ORQUESTA

El principal inconveniente que enfrenta es que no cuenta con el apoyo necesario de las autoridades como para realizar un trabajo más profesional. Requiere contar con más músicos. “Nosotros tomamos a la música como una profesión, un trabajo al que uno se dedica con todo. Entonces no estamos hablando de un pasatiempo y para esto se necesitan ítems para que la gente pueda estudiar, avanzar y profesionalizarse en el campo de la música”, explica Arduz.

El director asegura que “en este momento es necesario que en Tarija se forme una Orquesta Sinfónica. En el departamento de Santa Cruz, por ejemplo, hay 16 orquestas sinfónicas y en Tarija apenas estamos con nuestra Orquesta de Cámara”.

Arduz hizo referencia a un proyecto de la Gobernación que según le han dicho se está llevando adelante para la formación de la Orquesta Sinfónica. Aunque ellos no están participando, le parece un avance positivo.

TEMPORADAS DE CONCIERTOS

La Orquesta de Cámara de Tarija prepara temporadas de conciertos durante todo el año. En esta gestión se han preparado cuatro temporadas, de las cuales una ya se cumplió, en abril, para el mes aniversario de la Batalla de la Tablada. Arduz explica que en una temporada se presenta un concierto oficial, un concierto para el área social y conciertos pedagógicos en los establecimientos educativos que lo solicitan. También realizan presentaciones en la televisión. Cada temporada consta de siete conciertos.

Sus integrantes tienen planificado realizar un viaje a las provincias o un lugar más cercano, puesto que no cuentan con recursos que les permitan ir más lejos dentro del territorio nacional. El objetivo es el mismo, el difundir lo que es la música selecta de Cámara y la música nacional, con arreglos especiales para orquesta.

En este momento, los músicos de la orquesta trabajan en unas composiciones de Víctor Jiménez, un compositor paceño. La Orquesta está permanentemente renovándose, sobre todo con temas de música folklórica, tanto tarijeña como nacional. “Los nuevos temas que no están grabados en el CD son varios, entre ellos: El Chapaco Alzao, la cueca Moto Méndez, Al Moto Méndez, que es otra cueca, y varios temas que se van proponiendo y saliendo en cada temporada. La idea es que para cada temporada presentemos siempre un repertorio nuevo”.

También planifican ejecutar música de películas. Por ese motivo se ha trabajado en temas musicales que se presentan en el filme el Violinista en el Tejado. “Hemos tocado uno de los temas del Violinista en el Tejado y la idea es preparar otros temas de esa película que tiene música muy interesante”.

Después existe la idea, aún no concretada, de realizar una obra teatral que está pensada para que participe la Orquesta de Cámara. Se trata de una obra de teatro con música de orquesta, Mientras se desarrolla la historia, la música acompaña la misma. “Pensamos en que pronto vamos a contar con el teatro de la Casa de la Cultura, el cual será el lugar idóneo para ir a presentar esta obra”.

LA ORQUESTA ESTÁ BAJO LA TUTELA DEL SEDUCA

La Orquesta de Cámara es dependiente del Servicio Departamental de Educación (Seduca), es decir, del Ministerio de Educación. Por ello, también tiene la tarea de hacer conocer la música selecta a los colegios, donde se ofrecen conciertos didácticos, porque además de ejecutar los temas musicales, se les da a los alumnos una explicación didáctica de cada uno de los instrumentos.

“Entonces hay una función educativa, tanto en los establecimientos educativos como en la sociedad al presentar esta música”, afirma el director.

REQUERIMIENTO DE ÍTEMS

Arduz y la profesora Hoyos señalan que la Orquesta de Cámara necesita más ítems porque en la actualidad sólo cuentan con 11 ítems, aunque trabajan 15 personas. Desde gestiones anteriores la Gobernación viene apoyando a la institución con tres ítems que permiten cubrir algunas de las necesidades de la orquesta.

“Nuestra principal necesidad es de ítems y también de instrumentos, partituras, todo lo que implica llevar adelante una Orquesta, ya que no hay un presupuesto designado para estas necesidades”, asegura el director.

Para salvar este problema, los miembros de la orquesta realizan colectas. Con ellas se puede cubrir el costo de algunos insumos como: las cuerdas para los instrumentos, las partituras, los atriles e inclusive financia el pago a los músicos que ayudan a la orquesta y que no trabajan de manera permanente en ella.

Hoyos también indica que necesitan de un teléfono propio para que la gente pueda comunicarse directamente con el personal de la Orquesta de Cámara. También requieren de una computadora para elaborar los proyectos.

(RECUADRO)

LOS MÚSICOS

El violinista Hugo Monzón cuenta que participa en la Orquesta de Cámara desde 1995. Él asegura que necesitan un ambiente propio y adecuado, porque donde se encuentran actualmente no ofrece la comodidad necesaria para los ensayos musicales. “El ambiente para ensayos es fundamental para una orquesta. Ahora estamos trabajando en una sola sala y necesitamos otra para poder hacer trabajos en seccionales”. Monzón manifiesta que hay algunos compañeros que están trabajando de manera gratuita.

El violinista agrega que lo más lindo de pertenecer a la Orquesta “es que uno se realiza en lo que más le gusta, en mi caso, el tocar violín”.

Otro violinista, Martín Sandoval, que es integrante de la Orquesta de Cámara desde el 2003, manifiesta que lo más lindo de pertenecer a esta entidad es el hecho de hacer música e interpretar a grandes compositores como Mozart, Beethoven, además de seguir estudiando música. Este intérprete pide a las autoridades que apoyen e incentiven el estudio de la música, ya que no hay una institución en Tarija “donde se pueda estudiar música seriamente”.

La coordinadora de la Orquesta de Cámara y profesora del coro, Gilma Hoyos, explica que desde la creación de la Orquesta, en 1993, puso el hombro a la institución para que desarrolle sus actividades y para respaldar a “muchos talentos musicales que se encuentran en Tarija”.

Los escenarios de presentación de la orquesta son sobre todo las iglesias, “porque tienen una construcción y una acústica especial que es lo que más se necesita” para realizar una interpretación musical adecuada. Hoyos lamenta que todavía no se haya inaugurado el teatro de la Casa de la Cultura, el cual es un escenario ideal para realizar más presentaciones de la Orquesta de Cámara.

Otro de los objetivos de la orquesta es tener alumnos propios para que se vayan formando a un nivel más profesional. Por esta razón, la profesora Hoyos extendió una invitación a todos los músicos interesados que tengan base en violín, viola, chelo y contrabajo. La escuela empezará a funcionar después de las vacaciones de invierno.

(RECUADRO)

PERFIL

FERNANDO ARDUZ, DIRECTOR DE LA ORQUESTA DE CÁMARA

Fernando Arduz se hizo cargo de la Orquesta de Cámara Tarija desde su fundación, en 1993, con el apoyo de la entonces ministra de Educación, Elba Navajas Alandia. Arduz preparó un proyecto que lo llevó la profesora Gilma Hoyos hasta La Paz y que dio lugar a la fundación de la Orquesta de Cámara.

Arduz nació en Tarija en 1958. A sus 15 años de edad inicia sus estudios de guitarra en esta ciudad con el maestro Ernesto La Faye. Asistió a cuatro seminarios internacionales de guitarra con el maestro Abel Carlevaro, en Montevideo, Uruguay. De 1979 a 1982 estudió en el Conservatorio Nacional de Música de La Paz. Realizó presentaciones como solista con la Orquesta de Cámara Municipal y la Sociedad Coral Boliviana.

De 1983 a 1987 estudió guitarra con el maestro José Luis Rodrigo, en el Real Conservatorio Superior de Música de Madrid, España, obteniendo el título de profesor Superior de Guitarra.

Ofreció conciertos en Bolivia, España y Argentina. Actualmente dirige la Escuela Municipal de Música Regional Pastor Achá y la Orquesta de Cámara Tarija.

Sus composiciones y arreglos han sido estrenados e interpretados en España (dúo Alfar), Alemania (Trío Arabesque), Japón (Gentaro Takada), Argentina (Camerata Lyrum) y Bolivia (Orquesta del Conservatorio de La Paz, Orquesta de Cámara Tarija, Grupo Enarmonía, Coro Polifónico Universitario de Tarija. Varios guitarristas bolivianos interpretaron su obra, entre ellos Piraí Vaca).

Entre su producción destacan: los Cancioneros “20 Cuecas Tarijeñas” Nº 1 y Nº 2 (1991, 1998). Los libros para Guitarra N° IX, XIV y XV, de la Colección Compositores Bolivianos:

“Música Boliviana para Guitarra” (1993), “Alfredo Domínguez, Obras para Guitarra” (2002), y “Pequeñas Obras y Estudios para Guitarra” (2004). El Libro “Música y Cantos Tradicionales de Tarija”, en co-edición con el doctor Lorenzo Calzavarini (1999). El CD “Fernando Arduz Ruiz,

Música Boliviana para Guitarra” (2000). En trabajo conjunto con su hija Adriana, el CD interactivo “Enciclopedia de Música Chapaca” (2008).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Arte, Pintura, Cultura, Teatro