lunes, 4 de julio de 2016

León Saavedra: “cada obra es una aventura y un desafío”


El ESCULTOR BOLIVIANO | EMPLEA EN SU TRABAJO, MATERIALES DIVERSOS, BUSCANDO EQUILIBRIO Y TENSIÓN.

Este artista de nacionalidad boliviana nació en la preciosa ciudad de Culemborg en Holanda. Su abuelo materno, Fritz Geuer, holandés, llegó a Bolivia en 1936 con toda si familia y se instaló en Coroico, donde León pasó su infancia desde que llegó a los dos años junto a su madre.

“Crecí en una familia de artistas, rodeado de mucho sentido estético y filosófico. Mis primeros años respiré arte en la casa y en el taller de mi madre, pintora y vitralista, María Sunniva Geuer. Ella pintaba y junto a sus hermanas realizaba vitrales y gobelinos, que tejían en los telares europeos que trajeron mis abuelos al llegar de Holanda. Este taller se encuentra en Nor Yungas de La Paz, a pocos kilómetros del pueblo de Coroico. Es ahí donde di mis primeros pasos hacia el arte”, cuenta Saavedra.



SU ARTE

“Tuve la suerte, gracias a la gran amistad entre mi madre y Ted Carrasco, de frecuentar muy seguido su taller en el cual yo quedé fascinado por el proceso y la realización de sus esculturas. Luego, ya en la ciudad, estudié arquitectura y diseño; sin embargo, mi vocación estaba en las artes plásticas. Comencé mi camino a partir de una exposición que organizamos en honor a mi madre y su trayectoria artística. Gracias al impulso de Norah Claros me animé a mostrar las primeras obras que realicé inspirado en bocetos que había dejado mi madre sin concluir, una buena forma de recordarla. Son obras en vitral, técnica que yo ya conocía y manejaba muy bien con fusiones en metal, esas son mis primeras esculturas”, explica el artista.

León Saavedra fue invitado para la restauración de los vitrales de la Catedral de Utrecht y de cinco iglesias más; algunos de ellos creados por sus antepasados, los vitralistas Geuer. León aprendió a doblar, soldar y cortar fierros, observando y siguiendo el ejemplo de los cerrajeros y soldadores en la ciudad de La Paz.

“Creo que la inspiración es algo muy sutil y llega en cualquier momento, es una sombra, una silueta, un detalle en la naturaleza, está en la música, la frase de un libro, no viene como un todo. Es nada más un punto de partida, una maravillosa experiencia el disfrutar del don divino de la creatividad y poder plasmarlo en los diferentes materiales que me sirven de soporte. El aprendizaje diario, los nuevos diseños, formas, texturas, pátinas; cada obra es una aventura y un desafío porque todas tienen diferentes exigencias. Picasso dijo: “que la inspiración me encuentre trabajando” y esa es también mi forma de crear”, indica.

“En cuanto a los materiales tengo predilección por los metales, que me permiten trabajar sin límites de tamaño ni formas y me gusta mucho su reacción ante el calor, las planchas de hierro, el bronce, material fabuloso que me permite formas más variadas aún. También me gustan el vidrio, la piedra y la madera. Todos estos son materiales muy nobles y los elijo dependiendo de qué es lo que quiero expresar en cada obra, pues cada material tiene un mundo propio y un lenguaje muy particular y diferente, una forma de decir, de comunicar algo especial. Ese desafío entre equilibrio y tensión que planteo en mis obras son los elementos que relatan esta historia”, asegura.

En cuanto a los planes de este gran artista está ir a Argentina para participar en la Bienal Internacional de Arte Urunday. “Primero en la corriente de arte contemporáneo Art Land crearé una obra en bambú que será emplazada en el río de la ciudad de Resistencia”, dice.

Luego será jurado de la gran Bienal y después viajará, como invitado especial, a la ciudad de Castelli, “la puerta del impenetrable” la llaman en referencia a su famoso bosque, a realizar una escultura de libre creación.

“He comenzado una nuevo capítulo en mis creaciones, siempre había rehuido a hacer arte funcional pero estoy aquí contento con mis resultados. He creado una colección de mesas, sillones, biombos en los que mi arte va dándome sorpresas, la colección de mesas-esculturas ya está exponiéndose en Suiza, se puede ver parte de la colección en www.almatres.com y las demás obras serán pronto expuestas en Santa Cruz”, dice Saavedra.

León Saavedra: “CADA OBRA ES UNA AVENTURA Y UN DESAFÍO”
León Saavedra junto a su esposa, Cecilia Arana.
Cortesía León Saavedra



EXPOSICIONES Y OBRAS

Desde 1982 ha realizado numerosas exposiciones individuales y colectivas de escultura y vitral.

Participó en varios concursos y simposios siendo sus premios más importantes:

• Medalla de oro en la Bienal del Chaco en Resistencia, Argentina 2002.

• Primer premio del concurso Pedro Domingo Murillo en la ciudad de La Paz, Bolivia 1999.

• Primer Premio SIART, Museo Nacional de Arte en La Paz, Bolivia 1999.

• Primer Premio del Museo de Arte Contemporáneo en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra, Bolivia 1999.

• Organizó en el año 2003 el Primer Encuentro de Escultura Latinoamericana "Paz y Libertad" en Coroico, Bolivia, invitando a escultores latinoamericanos a trabajar en su taller y luego culminar las obras en la plaza del pueblo, a cielo abierto.

Las restauraciones más importantes, que realizó en Vitral son:

• Restauración de los vitrales de la Catedral Nuestra Señora de La Paz. La Paz-Bolivia.

• Restauración de los vitrales del Palacio de Gobierno. La Paz-Bolivia.

• Restauración de los vitrales de La Cancillería. La Paz-Bolivia.

Su obra se encuentra representada en:

• Museo Nacional de Arte en La Paz, Bolivia

• Museo de Arte Contemporáneo en Santa Cruz, Bolivia

• Museo de Arte Latinoamericano MOOLA, Estados Unidos y en colecciones privadas en Bolivia, Argentina, Costa Rica, España, Alemania, Holanda, Suecia, Canadá, Chile, Paraguay y Estados Unidos.

Esculturas Monumentales en espacios públicos:

• En la ciudad de Sucre en Bolivia. Iquique en Chile. Resistencia en el Chaco de Argentina. Asunción del Paraguay, entre otras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Arte, Pintura, Cultura, Teatro