jueves, 28 de noviembre de 2013

Hyperpotamus dará un recital sólo con su voz

Con su voz puede imitar el sonido de una guitarra eléctrica, también el de un piano y hasta el de un motor de auto. Esta cualidad ha llevado al español Jorge Ramírez-Escudero, conocido por su proyecto Hyperpotamus, ha crear melodías originales que se podrán escuchar esta noche, a las 20:00, en el recital que ofrecerá en el Centro Cultural de España en La Paz (CCELP).
"Con mi voz he llegado a tocar en más de 20 países en Europa y América, muchas veces en festivales y eventos de fama internacional”, comentó el músico en una entrevista con Página Siete.
En sus presentaciones, Hyperpotamus crea música en vivo. "No hay nada pregrabado”, aseguró. Con un pedal de loops, que hace de consola, el músico graba sonidos que se repiten y crean una base sólida de ritmo.
De esa forma, cuando está en el escenario reproduce esa base de ritmo en tiempo real, mientras canta en el micrófono. "En el recital verán a una persona que se dejará llevar por el momento, que hará música que busca crear revoluciones internas en cada uno. Será una fiesta especial que irá desde el jazz hasta ritmos africanos, pasando por la música afrocubana”, destacó el artista.
A la fecha, Hyperpotamus ha publicado dos discos: Largo Bailón, editado el año 2009, y Delta, publicado en 2012.
El primero recoge las canciones que creó en su primer año de recorrido musical, mientras que su segunda producción discográfica se grabó en un antiguo colegio victoriano inglés en Londres. Para promocionar sus trabajos, Ramírez-Escudero tiene como aliada internet, pues comercializa sus discos directamente desde su página web.

Actualmente, el músico lleva adelante su gira Hyperpotamus hace las Américas, con la que llegó a ciudades como Córdoba (Argentina), San Pablo (Brasil), Asunción (Paraguay) y Buenos Aires (Argentina).
"La experiencia acá ha sido interesante. La Paz me ha parecido la ciudad más llamativa, la más loca y distinta. Lo más exótico de todos mis viajes. El bullicio, las cholas y las palabras que he escuchado en esta ciudad, que está a 3.600 metros sobre el nivel del mar, son únicos”, agregó Ramírez.
El músico concluyó con el comentario de que este tipo de propuestas no son muy difundidas en el ambiente musical. "Es difícil, pero esto es lo que me gusta hacer”, aseveró el artista español.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Arte, Pintura, Cultura, Teatro