lunes, 19 de noviembre de 2012

El Museo Nacional de Arte invita a una retrospectiva homenaje a Loaiza

El Museo Nacional de Arte (MNA) y la Fundación Cultural del Banco Central de Bolivia, presentan la muestra retrospectiva de homenaje al artista Alfredo Loaiza, denominada el “Ojo del Pintor”. La misma será inaugurada el viernes 23 de noviembre a las 19:00, en las Salas Temporales del MNA.

La muestra está compuesta por más de 80 obras, correspondiente a diferentes etapas que plasman el trabajo de este singular artista. A propósito de su obra, José Bedoya, curador del MNA y de esta exposición de homenaje, señala que “encontrarse con la obra de Alfredo Loaiza es recorrer un territorio imperecedero, el del oficio de pintor, ese lugar mágico, laborioso y lleno de pasión, en el que el encuentro entre el espíritu humano y la naturaleza se sublima, a través del color, en un elixir irremplazable para la expresión humana, como también son la palabra, la música o el movimiento. Una mirada personal en la que un mundo propio intenso y único queda plasmado mediante los medios más humildes, un pedazo de lienzo o papel y unos pigmentos, en composiciones que conmueven, que inquietan al espectador y lo introducen a una diversidad de mundos a los que sólo es posible acceder a través de “el ojo del pintor”.

Asimismo, la directora a.i de MNA señala que “el recorrido visual e imaginario que realizaremos de y dentro de las pinturas del maestro Alfredo Loaiza, en la exposición nos invitará a tener los ojos abiertos y aprender a mirar con el alma”.

Nacido en 1927, Alfredo Loaiza Ossio, se nutrió de la pasión por la pintura desde su infancia. Su padre, Teófilo Loaiza, fue un pintor formado dentro la tradición retratista del academicismo del neoclásico y el romanticismo decimonónico. Su obra estaba fuertemente influenciada por el discurso del nacionalismo indianista, sumado a una estética modernista. Esta corriente dio como resultado el indigenismo de Cecilio Guzmán de Rojas, Jorge de la Reza, Juan Rimsa y otros.

El joven Alfredo Loaiza, se inició a temprana edad en la práctica del retrato bajo la mirada atenta de su padre, quién le transmitió la disciplina académica, el trabajo del taller y la preocupación por los temas nacionales. Luego pasó a formarse entre 1943 y 1945 en la Academia de Artes de la Universidad Tomás Frías, donde se imbuyó de la técnica de la academia vigente a inicios de siglo influenciada por el impresionismo y la estética modernista, características de la formación de la época y que tuvieron repercusión en su trabajo posterior.

La muestra permanecerá abierta al público hasta fines del mes de diciembre. Después, la exposición itinerante podrá apreciarse por otras ciudades capitales donde fue comprometida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Arte, Pintura, Cultura, Teatro