martes, 29 de mayo de 2012

CRISTIAN MERCADO ES UNO DE ESOS ARTISTAS “COMPLETOS”

El actor paceño Cristian Mercado ha compartido escena con artistas como Benicio del Toro y Matt Damon, en la película Guerrilla, dirigida por Steven Soderbergh. Ha protagonizado producciones como la peruana Contracorriente, dirigida por Javier Fuentes-León, que recibió 51 galardones de festivales de todo el mundo desde su estreno en 2010. También fue parte del elenco de “Los 33 de San José”, coproducción española inspirada en el derrumbe de la mina en San José (Atacama) en 2010, que se estrenó el año pasado en el Festival de Berlín.

Además ha participado en producciones bolivianas como El Atraco, Los Andes no creen en Dios y Sena Quina, entre otras. Es actor de teatro, dirige una banda de música e impulsa las artes escénicas con su proyecto “El desnivel”. En esta entrevista con H habla sobre su intenso trabajo.

Viene de una temporada muy intensa.

Sí, en los últimos dos meses he tenido mucho trabajo y alrededor de 30 funciones, con obras de teatro como “Bonitas”, “Los B”, “Los pájaros”, “Mátame por favor”, “Pedro y el Lobo” con la Orquesta Sinfónica y conciertos con mi grupo “Reverso”.

¿Cuál es el filtro para elegir con quiÉn trabaja?

Me tiene que gustar el proyecto. Por ejemplo, cuando trabajo con Eduardo Calla, en la primera lectura es difícil entender algo, pero sus textos me gustan porque hay algo que le creo, que viene de algún lado y me produce algo, para mí eso es fundamental.

Muchas veces tiene que ver con que el director te vende bien su idea; si el director puede ver la historia y darte confianza, entonces es alguien por quien puedo apostar. También hay trabajos que uno debe hacer para vivir.

¿Cuándo eligió vivir del arte?

Hace muchos años. Cuando tenía 20 más o menos dejé todo.

¿Por qué?

Era joven y buscaba algo que me cuadre y encontré el teatro, en el que podía trabajar todo, la mente, el cuerpo y las ideas. Es un espacio en el que me siento muy cómodo y pasó también que de un día para el otro no estaba haciendo nada más. De pronto sólo estaba haciendo teatro y nunca retomé la universidad, entonces dije vamos. Creo que es algo que pueden hacer muy pocos, los que podemos hacerlo somos los que hemos decidido vivir de esto. Creo que los resultados son proporcionales al tiempo que uno invierte trabajando y con el aprendizaje pasa lo mismo.

¿Estructura algún discurso con Su trabajo?

No tengo la preocupación de construir un discurso como tal, creo que cada trabajo genera uno y te obliga a tomar cierta posición en algo, pero particularmente no me interesa decir cómo son las cosas, en algún momento tengo que creer lo que estoy diciendo. El arte es política por esencia, detesto que se quiera hacer política con el arte, o imponer ideas, para eso hay curas y políticos y otros pretenciosos que tratan de imponer.

¿Cree en los maestros?

Totalmente. Sin la idea del maestro “gurú”. Cuando se va a ese límite me parece que está todo torcido en el fanatismo, he tenido muchos maestros, tanto en el Teatro Duende como en el Teatro de Los Andes. César Brie, María Teresa Dal Pero, Gonzalo Callejas y Paolo Nalli. Maestro es alguien que te guía y de quien copias, eso no se puede negar.

Creo que nunca he llegado a creer ciegamente en lo que me dicen, soy hasta ateo.

¿Cree que "contracorriente" es su trabajo más importante?

Es un trabajo al que le tengo mucho cariño y ha tenido mucha repercusión, incluso más que la película del “Che”, que era una producción más grande. Porque es un historia contada a partir del punto de vista de mi personaje, pero también Sena Quina es una película a la que le tengo mucho cariño y son casi 10 años desde que se estrenó y hay gente que te sigue reconociendo; también es una película importante o El Atraco que es la primera película que he hecho, que me ha permitido hacer otro tipo de cosas o Blackthorn, en el que tengo un papel chiquito pero comparto escena con Sam Shepard, y eso es una gran suerte. Me siento muy agradecido por todo eso, muchas veces me he sentido como Forrest Gump y digo: qué hago aquí.

¿Cómo es su relación con “Reverso”?

Reverso es un proyecto que quiero mucho, antes de conocer el teatro, la música ha sido mi primera pasión, no soy músico, no he estudiado música, es más, no he tenido ninguna oportunidad con la música, hasta soy desorejado de nacimiento, todos los contras se han dado entre la música y yo, pero es una cuestión muy personal, eso me demuestra que muchas veces es más importante que tengas algo que decir.Yo compongo el 99 por ciento de las letras y realmente es un espacio en el que puedo expresar otra parte de mí. Es más visceral que el teatro y es otra manera de encontrarse con el público.

¿Le han criticado mucho por no ser músico y hacer música?

No, no hago música para los músicos y creo que es una propuesta diferente y ante todo es una propuesta. Si bien mis conocimientos musicales son más pequeños que los de un músico que ha estudiado en el conservatorio, yo creo que el arte tiene los mismos principios. Para mí, guiar una banda y aprender a escuchar, es algo que he estado entrenando en el teatro, los músicos escuchan muy poco. Creo en el rol de director, pero no me creo un Dios. Me gusta el trabajo dentro la banda, son seis años juntos que conllevan un trabajo humano muy complejo.

¿Qué proyectos nuevos tiene?

Tengo un compromiso muy grande con “El desnivel”, que es un proyecto que también está marchando muy bien, ya casi está llena la programación, este año hemos tenido todo lleno, es una plataforma para hacer mis proyectos, genera trabajo a los artistas, estoy muy contento, también hay formación.

Y ¿En cine?

Hay muchos proyectos interesantes, me encanta el cine. Hay proyectos en los que creo mucho, pero ojalá consigan recursos.

¿Por qué elige vivir en La Paz?

Porque mal que mal es el centro cultural de Bolivia. Tiene el tamaño mínimo para llamarse ciudad, siempre puedes conocer a alguien nuevo, hay varios círculos. Geográficamente es maravillosa. Tengo a mis amigos aquí, soy paceño. Además se puede hacer vida de ciudad y de pueblo.

PERFIL

CRISTIAN MERCADO

Fecha de nacimiento: 29 de diciembre de 1974

Dónde: La Paz

Es actor y músico. Trabaja ininterrumpidamente en teatro y cine hace aproximadamente 17 años. Ha participado en filmes como "Contracorirente" de Javier Fuentes, "Che" de Steven Soderbergh, "Sena Quina" y "El Atraco" de Paolo Agazzi entre otros. Recientemente ha filamdo "Los 33 de San José" de Antonio Recio basada en el accidente minero que sucedio en Copiapo-Chile, también ha trabajado en el western "Blackthorn" de Mateo Gil que se estrenó en 2011.

En teatro formó parte muchos años del mítico grupo Teatro de Los Andes y es director hace diez años del grupo Teatro La Oveja Negra. También ha trabajado en Francia con la Compañía Theatre Athenor, y en México con la compañía "Teatro de ciertos habitantes". Recientemente ha dirigido el espectáculo "Bonitas" con Teresa Dal Pero y Soledad Ardaya.

Desde el año 2009 es Director del teatro "El Desnivel", espacio escénico, proyecto que se dedica a la producción, creación, investigación, difusión y formación en artes escénicas y audiovisuales.

Se ha desarrollado como compositor e intérprete en la banda de rock "Reverso". Cuenta con cuatro trabajos discográficos.

También ha musicalizado la película de German Monje, "Hospital Obrero".

1 comentario:

  1. en contra corriente es el que lleva la batuta y lo hace muy bien, muy buen actor, que siga asi

    ResponderEliminar