jueves, 17 de diciembre de 2015

Sirka Teatro presenta obra del exilio

Flores arrancadas a la niebla, del reconocido dramaturgo argentino Arístides Vargas, es la nueva propuesta del elenco de Sirka Teatro, dirigido por Camilo Zilvety, que será presentada el sábado 19 y domingo 20 en el espacio Late ubicada en calle Méndez Arcos, 785.

La propuesta, la segunda creada por el elenco, se estrenó en la temporada Escénica 2015, en el marco del Concurso Municipal de Teatro Raúl Salmón de la Barra.

Flores arrancadas a la niebla es una obra del dramaturgo argentino Arístides Vargas, exiliado de su país natal al Ecuador durante la dictadura en Argentina; es considerado uno de los mejores escritores de teatro latinoamericano de nuestros tiempos. En dicha obra, se cuenta la historia de Marta Libera Baptista (Raquel) y Emma Rada Villarroel (Aída), dos mujeres que escapan del terror de la guerra, de la brutalidad del hombre y de la injusticia que se dio en su país –cualquiera que sea-, como en muchos otros.

Ellas, nos hablan sobre el exilio desde lo ordinario, recurriendo a elementos cotidianos como un pedazo de queso, unas maletas, fotos familiares, un tren, un oficial de migración y flores. Ambas mujeres, se encuentran en una estación de ferrocarril, un espacio sin especificación de lugar; un tiempo sin tiempo. Un no-lugar en un tiempo donde el reloj corre de forma perpendicular a la realidad cotidiana. Un lugar no-lugar en otro tiempo como es el camino-tiempo hacia/del exilio. Ambas esperan un tren que ¿ya pasó? ¿No pasará? Durante ese tiempo se abrirá el espacio del recuerdo personal y el espacio también del “destierro”.

El exilio es sin duda, uno de los fenómenos sociales más crueles de todos los tiempos y todos los lugares en la historia de la humanidad. Por tanto, la importancia que tiene la obra del “dramaturgo del exilio” Arístides Vargas es absoluta, y tiene vigencia en tiempos en los que aún hay miles de personas que sufren la realidad del exilio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Arte, Pintura, Cultura, Teatro