sábado, 19 de diciembre de 2015

Kalinka ofrece un viaje por Rusia a través de sus danzas


Por segundo día, el Ensamble de Danza Rusa Kalinka ofrece un viaje de dos horas por distintas regiones de Rusia a través de 17 danzas tradicionales de ese país. El espectáculo se presenta hoy, a las 19:30, en el Teatro Modesta Sanjinés de la Casa de la Cultura.
"Va a ser un concierto de dos horas. Estamos con todo el amor de Rusia a Bolivia”, aseguró la directora y coreógrafa de Kalinka, Alyona Dolyuk.
La presentación es organizada por el Colegio Ruso Boliviano y el Ensamble de Danza Rusa Kalinka. Es un esfuerzo "grande y único”, destacó la directora del Colegio Ruso Boliviano, Yelena Lekontseva. "No es solamente un concierto, es un evento que muestra que los niños son un gran tesoro y que pueden hacer mucho”, añadió.
Kalinka nació en agosto de 2008 y actualmente está conformado por 43 niños -15 varones y 28 mujeres- que son capaces de interpretar bailes que revisten cierta dificultad. "Tenemos que prepararnos con el (ballet) clásico y después recién metemos danza rusa”, explicó Dolyuk.
Los saltos y acrobacias caracterizan algunas de las danzas rusas, pero estos, sobre todo, son ejecutados por varones, explicaron Roslana Lema y Fernanda Mealla, que forman parte de Kalinka y asisten al Colegio Ruso Boliviano.
Otra característica de la danza rusa es que las mujeres siempre usan algo en la cabeza. "Siempre su cabello está tapado con una corona o un pañuelo”, afirmó Dolyuk.
Una de las danzas que se mostrará esta noche es, justamente, Kalinka, que es una de las más populares y alegres de Rusia. "Es el nombre más famoso que tenemos en Rusia, todo el mundo la conoce”, señaló la directora. También se interpretarán danzas lentas como las rondas de amor y se pondrá en escena un baile de soldados de la Segunda Guerra Mundial y otro de marineros.
La actividad es apoyada por la embajada rusa en Bolivia. El ministro consejero de la Embajada de Rusia en Bolivia, Vladimir Muzychenko, afirmó que se trata de un evento que también tiene una importancia política, pues afianza los lazos de amistad entre Rusia y Bolivia.
Una muestra de ello, por ejemplo, es que Kalinka no está conformado sólo por estudiantes del Colegio Ruso Boliviano, sino también por estudiantes de otras unidades educativas de la sede de Gobierno.
"Es un ejemplo de una exitosa fusión de culturas, pueblos y mentalidades”, añadió el cónsul de Rusia en Bolivia, Alexander V. Ryabkov.
Kalinka funciona en el Colegio Ruso Boliviano de la zona de Achumani, pero desde enero próximo contará con otra sede ubicada en la zona de San Pedro, y posteriormente en la ciudad de El Alto, explicó su directora Alyona Dolyuk.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Arte, Pintura, Cultura, Teatro