viernes, 16 de septiembre de 2011

Copia de partitura más antigua data de 1783

PAgina Siete

Una de las copias de partituras más antigua data de 1783, según la investigadora Ana Luisa Arce, quien se encargó de registrar y armar el Catálogo de Copiadores.

En el proyecto se contempló ejecutar este catálogo porque durante la investigación se descubrió la copia de varias de las obras musicales.

“Se descubrió que muchas de las escrituras musicales fueron copiadas a mano y eso logró que varias generaciones las puedan seguir interpretando”, dice Piort Nawrot, director del proyecto.

Entonces se designó la tarea de hacer un registro de copistas, que eran los indígenas encargados de copiar a mano las partituras musicales.

En el catálogo de copistas se ha registrado a 206 copiadores, según Ana Luisa Arce, quien se encargo de revisar cada una de obras repetidas.

“Los copistas son los que permitieron que esta música no se pierda, y por eso las obras fueron copiadas a mano”, explica Arce.

En el catálogo se registra el nombre del copista, los géneros musicales que escribió, el otro oficio que tenía en la comunidad, la letra documentada y el lugar donde se copió la partitura. También se incluyó las imágenes de sus firmas.

Sin embargo, el trabajo de registrar a los copistas fue complicado porque la mayoría de las copias no estaban firmadas u otras por la antigüedad eran ilegibles. En la primera opción, los indígenas no firmaban las obras copias porque hacían ese trabajo por fe y por eso eran anónimas.

En el segundo caso, el estado de conservación de material provocó que se tarde en identificar las firmas de los copistas.

Además otra de las dificultades fue que en el mismo folio habían más de dos firmas, entonces se tenía que identificar quién era el copista y quién era el músico.

Arce cuenta que el hecho de ser copistas en esa época fue un cargo privilegiado para todo indígena y que esa tarea se heredaba de generación en generación.

La investigadora destaca que uno de los grandes descubrimientos fue cuando encontraron la firma de una mujer entre los 206 copistas.

En ese manuscrito, la copista firma como María Cuevas y la obra musical que copió a mano data de 1928.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Arte, Pintura, Cultura, Teatro