martes, 27 de septiembre de 2011

Por primera vez la Sinfónica incluye swing en su repertorio

Al ritmo de congas, bombolines y una batería, la Orquesta Sinfónica Nacional tocará por primera vez melodías de swing.

El programa Swing Sinfónico prevé tres presentaciones que incluirán además temas clásicos del jazz. Los dos primeros conciertos se realizarán hoy y mañana a las 19:30 en el auditorio del colegio Calvert, y el tercero será el jueves en el Centro Sinfónico Nacional.

“Este repertorio va de acuerdo con el proyecto de la Sinfónica para este año, y cuyo objetivo es ofrecer propuestas musicales diferentes”, asegura Flavio Machicado, representante de la entidad.

El funcionario adelantó que los conciertos serán “generosos”, pues desde hace varias semanas los 65 músicos que componen el elenco musical ensayaron 30 temas al mando del maestro David Händel, el director titular.

La Orquesta interpretará canciones de los compositores Leroy Anderson, Leonard Bernstein y George Gershwin. Además, se incluirá una selección de temas de las mejores películas de James Bond.

Entre estas están Concierto para máquina de escribir, Mambo de west side story, Obertura cubana, Americano en París y Give my regards to Broadway.

Ya en el ámbito del jazz, se prevé un homenaje a Louis Armstrong, con una versión especial de Satchmo!, uno de sus temas más conocidos y ponderados por la crítica.

Un ritmo histórico

Machicado dice tanto el swing como el jazz “son expresiones musicales que se enmarcan en la integración de las culturas”.

El swing tiene sus raíces en las melodías afroamericanas y sus primeros pasos se remontan a fines de la década de 1920.

Este ritmo que se desprende del jazz, se caracteriza por la improvisación y surgió ya en la primera generación de jazzistas de Nueva Orleans, emporio musical de Estados Unidos, donde empezó a evolucionar y transformarse.

Según cuenta Machicado, en los años 30 el jazz experimentó una notoria innovación, sobre todo en los barrios populares de Nueva York.

“Una de las características más destacables del swing -señala- es su esencia como movimiento de integración cultural, porque logró atraer a músicos blancos a los barrios ‘negros’ más pobres de las ciudades de EEUU. Fue a partir de esta experiencia que con el paso del tiempo traspasó las fronteras”.

La programación
Recitales Los próximos conciertos que prepara la Orquesta Sinfónica son: Gala Mexicana, Wara con la Sinfónica Nacional, Gala Brasileira y El Compadre - La Ópera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Arte, Pintura, Cultura, Teatro