viernes, 16 de septiembre de 2011

La arbitrariedad del poder es la propuesta de Inhibión

El audiovisual, la música, el canto y la danza se integran en un espectáculo sobre la autenticidad, valores y derechos. El musical multimedia Inhibión, producido por Diakonía, se presenta desde hoy hasta el domingo, a las 20:00, en la Casa de la Cultura Raúl Otero Reiche.
La corte con el rey (Alejandro Nazra), el príncipe (José Elio Alba) y el bufón (Alejandro Martínez); el pueblo representado por Elisa (Paloma Muñoz) y su madre (Olga Escamilla) y el tiempo (Bryan Justiniano) son los personajes que protagonizan esta historia que cobrará vida con la participación de 34 personas sobre las tablas, en la actuación, y fuera de ellas, en el trabajo técnico. Inhibión es una pequeña ciudad, mágica y auténtica, que revelará sus secretos a los espectadores que se atrevan a entrar en ella. En ese contexto, un rey ama su trono, a su hijo y el poder, tanto así que maneja a su pueblo como a marionetas. Elisa, hija del pueblo, se cansa de tal arbitrariedad y decide buscar su libertad.
El trabajo fue parte de la producción académica de la Escuela de Comunicación Audiovisual Diakonía en julio. Ante su éxito, es reditado ahora, renovado y apto para todo público.
El elenco y el personal técnico de Inhibión está compuesto por los estudiantes y profesores, dirigidos por el cineasta y sacerdote, Hugo Ara. Ivonne Justiniano es responsable de la dirección artística; Bryan Justiniano es el editor musical; Sissy Pérez es la encargada de la producción y el vestuario; José Antonio López hizo la escenografía, mientras que Laura Arteaga trabajó en la puesta en escena.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Arte, Pintura, Cultura, Teatro