miércoles, 1 de marzo de 2017

Marcelo Chacón Aracena y su pasión por la fotografía

Es muy conocido el dicho, principalmente entre los que hacen periodismo, "una imagen vale más que mil palabras", y es cierto si es la imagen o fotografía adecuada, aspecto que sin lugar a dudas refleja el trabajo de Marcelo Chacón Aracena, que inició su carrera como un juego de niños y ya tiene dos décadas dedicadas a este fino arte, de transmitir a través de sus fotografías.

Su manera de reflejar nuestra cultura, tiene mucha aceptación en las redes sociales, que lo describen como un "representante de toda la cultura del departamento de Oruro, al plasmar en fotografías toda la sensibilidad de nuestra tierra", LA PATRIA (LP) pudo conversar con él y estas las respuestas:

LP: ¿Qué es la

fotografía para ti?

Marcelo: Es mi forma de expresión. Siempre dije "Soy un hombre de pocas palabras, pero de muchas fotos". Alguna vez leí que las primeras 100.000 fotos son malas, yo ya voy por las 70.000, es por eso que sigo aprendiendo, innovando y tratando de mejorar día a día.

LP: ¿Cómo ingresas

a este hermoso arte?

Marcelo: Mi abuelo tenía una cámara Leica R3 analógica y yo prácticamente jugaba con ella (yo tenía 15 años), pero con el tiempo me encantó esa magia, ver un momento captado y procesado en un papel, tanto así que mi hobby era ir a esperar el revelado de las fotos los fines de semana y ver cuál sería el resultado.

Ya a mis 20 años hice mi primera documentación fotográfica a la "Marcha por el Territorio, el Desarrollo y la Participación Política de los Pueblos Indígenas" en la ciudad de La Paz, en la cual pude capturar expresiones, momentos y situaciones de lucha a través del lente y plasmarlas en una fotografía, que era el testigo palpable de las emociones y deseos de la gente que anhela una reivindicación.

LP: ¿Cuál es el estilo

de fotografía que más

te gusta?

Marcelo: El tipo de fotografía que me gusta hacer es la documentalista y de naturaleza, porque ahí tengo un amplia gama de alternativas de enfoque y una mayor libertad para dar rienda suelta a mi creatividad, capturando imágenes de lugares no explorados, paisajes alejados o circunstancias en la cual el ser humano manifiesta expresiones. Y respecto al estilo fotográfico con los veinte años que cumplo de fotógrafo fui creando mi propio estilo que es una mezcla de saturación de color, luminosidad y tono, que se conjuga con la exposición de la toma, dando como resultado una imagen que te transporta al momento, produciendo la "sensación de estar ahí".

LP: ¿Cualquiera

puede dedicarse a la

fotografía?

Marcelo: Cualquiera puede "sacar fotos", pero pocos pueden hacer fotografía. Es una diferencia muy grande, porque el hacer fotografía implica muchos detalles como ser la luz, el fondo, el entorno, es estar constantemente entrenando al ojo.

En cambio el sacar una foto se genera por la circunstancia del momento, pero no toma en cuenta muchos factores técnicos que conforman el hacer fotografía como ser la apertura del diafragma, la velocidad, la luminosidad, etcétera.

LP: ¿Hasta dónde

quieres llegar con

esta profesión?

Marcelo: Mi gran sueño es trabajar en una revista internacional como National Geographic, que es un hito en fotografía documentalista y de naturaleza.

Por ahora me centro en mis proyectos que gracias a Dios son exportables, porque expongo nuestra cultura, tradición, colores, de manera empoderada al mundo; sin embargo, Bolivia no tiene políticas claras para el desarrollo de los fotógrafos, muchas veces me tocó recibir propuestas de publicaciones masiva en beneficio de la revista o institución sin querer pagar ni 100 bolivianos por la fotografía.

LP: ¿Qué recomendarías

a quienes recién se

inician en este arte?

Marcelo: Recomiendo no creer que se pueda vivir de la fotografía como medio de subsistencia, ya que la profesión es muy ingrata respecto al rédito comercial. Instituciones como los gobiernos departamentales y municipales especialmente de la ciudad de Oruro que tiene recursos para invertir, no lo hacen. Claro ejemplo el "Carnaval de Oruro"; siendo Oruro la" Capital del folklore" y poseyendo el título patrimonial de "Obra Maestra e Intangible de la Humanidad", las instituciones no cuentan con un registro fotográfico profesional que permita elaborar material de difusión masiva de calidad y al nivel de lo que representa la festividad a nivel mundial.

Bien dijo Don Elías Delgado Morales (Q.E.P.D.), nos gana "…la abulia y la irresponsable dejadez local". En resumen mi recomendación es luchar uno mismo por la pasión hacia la fotografía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Arte, Pintura, Cultura, Teatro