martes, 8 de marzo de 2016

Acuarelas de Gabriela Pimentel



Retratos, paisajes, bodegones, naturaleza o arquitectura… Un sobrecogedor realismo destaca entre los cuadros de la joven artista cochabambina Gabriela Pimentel, tercer lugar en el XVI Concurso Plurinacional de Acuarela.

La acuarela —técnica difícil de dominar— es la preferida de Pimentel, que en una década de trabajo artístico, habiendo comenzado a pintar a los 17 años, dio forma a más de cien obras.

En este tiempo cosechó varios reconocimientos y montó exposiciones en distintos salones del país. Desde 2009 tuvo 30 exposiciones en Cochabamba, La Paz y Sucre.

En la capital, sus reproducciones en tamaño postal se comercializan en la tienda “El Baúl de la Estrella”, de la calle Argentina, al igual que su calendario 2016 con algunas de las obras más relevantes de este último y prolífico tiempo para ella.

Gabriela Pimentel se declara admiradora de Cecilio Guzmán de Rojas, Gildaro Antezana, Ricardo Pérez Alcalá, Turner, Velázquez, Mary Cassatt, Degas, Monet, Van Gogh y Antonio López, entre otros.

ECOS. Dominas otras técnicas pictóricas como el óleo y las técnicas mixtas. ¿Por qué te sedujo la acuarela?
Gabriela Pimentel (GP). Fue la delicadeza, transparencia, sutileza y atmósfera propia de esta técnica lo que me sedujo. Es emocionante poder ver la explosión de color y las manchas espontáneas que surgen en la realización de la obra; me permite sentirme identificada con la técnica. "Mi ser como gota de agua, es vapor, nube, tormenta y lluvia, que cae para regar la tierra, dando color y vida", recita la artista.

ECOS. ¿Te costó dominar la técnica?
GP. Lleva su tiempo ser un buen acuarelista, pienso que aún estoy en ese proceso de aprendizaje. El oficio enseña a partir de los errores que se cometen a lo largo de toda una carrera. ECOS. ¿Te animas a compartir algunos tips con nosotros?
GP. Puedo mencionar que en la técnica de la acuarela se debe tomar en cuenta la dependencia de los colores de las capas inferiores, por ello hay que asimilar que en el trabajo acuarelístico la reserva de color o de humedad es lo que permite pintar zonas nuevas, aprovechar la blancura del papel para iluminar la pintura, pues no puede incorporarse un color claro sobre otro oscuro.

ECOS. Cuéntanos cuáles son tus herramientas de trabajo.
GP. Mi taller está compuesto por una mesa plegable, mesita auxiliar, sillas, tableros, caballetes, lámparas, estantes, libros y equipo de música.
Entre los materiales propios de la técnica de la acuarela requiero papel, cajas de acuarela en distintos formatos de godets y tubos, paleta de pintura, pinceles, brochas, lápiz, goma de borrar maleable, rollo de papel absorbente y papel engomado.
Los materiales profesionales de acuarela, como papeles, pinceles y cajas de acuarela, son muy difíciles de conseguir en Bolivia, por lo que tuve que comprarlos de otros países como Estados Unidos, Brasil, España y Francia.

ECOS. ¿Cómo aprendiste a pintar acuarelas?
GP. Pienso que Dios mismo pudo hacer posible este aprendizaje en mi vida. Con el paso del tiempo asimilé otros conocimientos de las personas a mi alrededor, como de mis maestros y amigos, así como de la naturaleza.

ECOS. ¿Quiénes fueron las personas que influyeron en tu vocación?
GP. En el kinder y el colegio ya me gustaban las artes y mis padres me inscribían a los cursos vacacionales de pintura en taller de Héctor Urquidi. Cuando salí bachiller, ingresé a la Escuela Superior de Artes Plásticas “Raúl G. Prada”, de Cochabamba; allí di mis primeros pasos en acuarela con el maestro Gerardo Zurita.
En 2010 me uní al grupo cultural Semilla, donde aprendí mucho del maestro Remy Daza y pude conocer artistas como Darío Antezana, Hans Hoffman, Fernando Antezana, José Rodríguez, Agapito Céspedes, entre una lista interminable de personas que recuerdo con cariño por sus consejos en cuanto a la plástica, por sus experiencias y anécdotas en el campo.

ECOS. Celajes, rasgos de rostros, pliegues, dobleces en telas… ¿Son difíciles de lograr?
GP. La acuarela es un medio perfecto para la representación de naturalezas llenas de atmósfera y fuerza gracias al carácter acuoso de esta técnica. Se pueden aplicar todas las técnicas trabajando sobre papel húmedo (“húmedo sobre húmedo”), sobre papel seco (“húmedo sobre seco”), buscando texturas por aspersión, restregado del pincel y un sinfín de recursos técnicos.

ECOS. ¿También te basas en fotografías para encarar una pintura?
GP. Existen muchos recursos para poder realizar una pintura. La fotografía es una ayuda pero, asimismo, requiero de otros elementos para poder componer la obra; pienso que es importante vivir lo que uno hace. Me gusta salir al campo a pintar. Los escenarios que pinto son el entorno en el que he estado y vivencias que tengo.

Trayectoria
- Tercer lugar en el XVIII Concurso Plurinacional de Acuarela Salón Municipal de Verano (2015), Cochabamba.
- Seleccionan en 2015 su obra “Ocaso”, como parte de la campaña gubernamental para concientizar sobre la importancia de buscar una salida al mar. Imprimen reproducciones de su obra en tamaño poster para regalarla a la gente.
- Menciones de Honor en el Concurso Nacional de Artes Plásticas en “Cochabamba, capital de la acuarela boliviana” y en el XVI Concurso Plurinacional de acuarela. (2013 y 2015)
- Ganó los primeros lugares en la especialidad de pintura en los siguientes concursos. Feria y Festival Nacional e Internacional del Charango (Aiquile 2012). En el IV concurso de artes plásticas “Raúl G. Prada” (2011 y 2009).

Proceso creativo
–OBRA: “Fruto del Espíritu”
Tiene tres planos; el del fondo está menos definido; en el segundo, los papeles y algunas granadas; en el primero, las granadas abiertas y la tela.
Es una obra cálida por los colores y el recorrido visual encuentra el punto de interés en la granada abierta. La artista escogió el bodegón de granadas por las connotaciones bíblicas en su simbología, donde se la muestra como producto del amor y por el mandato divino de ser fructíferos.
1. Se dibujan las formas con un lápiz blando. En el caso de las granadas, redondas.
2. Las partes de mayor luz se las cubre con masking líquido y, cuando seca, se moja el papel con una brocha y se mancha el fondo.
3. Luego se saca el masking y se moja nuevamente para suavizar los cambios bruscos de luz.
4. La obra mide 50 x 65 cm y está hecha en papel fabricano de 300 gramos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Arte, Pintura, Cultura, Teatro