domingo, 26 de febrero de 2017

Del arte local sobre el Carnaval

El Carnaval es una manifestación muy arraigada en la región, motivo y referente de muchos trabajos y esfuerzos artísticos. En la coyuntura actual y con controvertidos ribetes político-comerciales, las autorías (y la buscada “originalidad”) ha tratado de abrirse paso rompiendo en este esfuerzo todo lo imaginable tanto a nivel estético como ético. Al fin y al cabo valdrá la pena haber dibujado esas líneas serpentinescas, recorrido bailando o tocando cansadísimo esas cuadras o hiriendo las sensibilidad de algunos cantando esas coplas porque el Carnaval lo permite y justifica todo. El siguiente texto es una apreciación del Prof. Juán Clavijo Román, tradicionalista, sobre el Carnaval.

El Carnaval es una curiosa celebración que, antes de la Cuaresma Cristiana, le permite a la gente romper sin pudor los cánones morales, recurriendo a disfraces y cantos picarescos.

En los tiempos de Grecia y Roma, se conocían como fiestas “bacanales” –en honor a Baco, Dios pagano del vino– y las “Saturnalias” –por Saturno–, Dios de la siembra y la cosecha.

En esas fiestas bacanales, a Baco se le cantaba el Ditirambo (poema lírico, escrito en tono entusiasta, en honor de Dionisio); el coro que interpretaba iba disfrazado de sátiro (mitología griega: mitad hombre y mitad macho cabrío) y frente a él, aparecía el sacerdote que representaba a Dios, conduciendo un barco sobre ruedas al que llamaban “carrus navalis” (carro marino o naval) y que los romanos pronunciaban “carnavalis”.

El término Carnaval viene del latín “carnis tollendus”, la carne que se ha de quitar. En estas fechas se permite la extravagancia y el desenfreno, puesto que anteceden a la época más austera de cuantas obliga el cristianismo.

En el valle, las “carnestolendas”, significan la libertad de la carne. Se creía que Dios estaba muerto y no veía los delitos cometidos por los hombres y las mujeres, por lo tanto era permitido robar e insultar.

Los “takipayanakus”, son un contrapunto, un encuentro de personas, comparsas y pandillas, cuyas composiciones improvisadas tienen contenido picaresco.

El Carnaval o la fiesta de la carne tiene sus múltiples manifestaciones populares tanto en las expresiones de danza y poesía como en la singularidad de las coplas.

El Carnaval cochabambino se inicia el “Jueves de Compadres”, continúa el “Jueves de Comadres”, estos dos últimos se desarrollan principalmente en las ferias y mercados, hasta el Domingo de Tentación.

El sábado y domingo comienzan las pre-carnavaleras y entradas de niños. El lunes en diferentes provincias, particularmente en Quillacollo.

El martes de “ch’alla” es la ofrenda a la Pachamama y a los bienes adquiridos. Éste es un rito andino de carácter agrícola, que se fusionó a las fiestas de Carnaval. Continúa el “Miércoles de Ceniza”, muy importante para los católicos. Se considera el inicio de la cuaresma. En este día durante la celebración de la misa, es costumbre que el sacerdote ponga una cruz de ceniza en la frente de los fieles, que para muchos significa el origen trágico del hombre “de polvo vienes y polvo serás”.

El jueves y viernes la alegría, las coplas, comidas, bebidas se manifiestan en secciones, comunidades, rancheríos y en familias muy renombradas.

El sábado es el Corso de Corsos, que aglutina a grupos, danzarines, bandas, siendo una síntesis del Carnaval del país, ya que están presentes el occidente y el oriente. Derroche de alegría y juventud.

El domingo de tentación es el último día que termina con gran algarabía y derroche de atenciones y bebidas, con gran nostalgia dicen:

“Carnaval caraspa/dicen que te vas/porqué no te quedas/ veinte días más”.
BANDA de Benjamín León La Fuente “Las pinturas son obras maestras de la sensibilidad y de la realidad”
Artista plástico cochabambino, estudio Artes Plásticas en la escuela Raúl G. Prada, en la especialidad de grabado. Fue presidente de la Asociación de Artistas Plásticos de Bolivia ABAP hasta el año pasado. Realizó exposiciones en diferentes ciudades del país, en Ecuador y Argentina. Premiado con varios galardones en el ámbito artístico local y nacional en diferentes géneros de las artes como Pintura óleo y acuarela, Grabado y fotografía.  La expresión de sus obras manifiesta la sensibilidad de su mirada hacia la cultura de la región. Activista de los derechos de los artistas y defensor de los espacios de expresión cultural.  Expone regularmente en los salones de la ciudad.


LINCHAMIENTO DEL PECAS de Osvaldo Figueroa “El arte es la forma de expresión más íntima del espíritu humano”
Osvaldo Figueroa es artista plástico, diseñador gráfico y licenciado en pedagogía. Este año celebra en agosto una retrospectiva de su obra en el Centro Portales de Cochabamba. Es miembro de la Asociación Boliviana de Artistas Plásticos y se autodenomina “autodidacta”. El artista realizó 18 exposiciones individuales en La Paz, Santa Cruz y Cochabamba y 42 colectivas en varias ciudades del país. Realizó también una exposición colectiva en Tel Aviv (Israel) en julio de 2005, en Tucson (Estados Unidos) el 2003, y en Miami el 2002. Recibió Mención de Honor y Medallas en diferentes concursos nacionales y locales.


10_c_1_tiempossss.jpg

Se considera una artista icono clasista que no se encasilla en designaciones definitivas y genera a partir del concepto y del contexto en el que se mueve.
Los Tiempos
CARNE de Alejandra Dorado: “el arte es un simulacro, debe ocultar algo para seducir”
Estudió Bellas Artes con mención en pintura en la Universidad de ARCIS de Chile, es creadora del proyecto La caja verde. Expuso en los espacios más representativos de Bolivia y fue invitada a festivales en varios países.  Su obra se apropia de diversos elementos de lo cotidiano para crear un recorrido que implica crisis como punto de partida y una ruptura en la búsqueda de uno mismo: la muerte del yo.  Le interesa el juego entre lo real,  lo imaginado y la representación. Se considera una artista icono clasista que no se encasilla en designaciones definitivas  y genera a partir del concepto y del contexto en el que se mueve. Puedes ver sus obras en: http://alejandradorado.design/alejandra-dorado/

FOTO de Mijhail Freddy Calle Ruiz “vivimos en un mundo de la imagen pero la fotografía profesional es otro tema, compromete la mirada del fotógrafo”
Especializado en Fotografía Documental en el área de retrato, por el valor social de la foto que va más allá de lo técnico.
Proyecta un mensaje sobre lo ético de la cultura el drama y la sensibilidad con la realidad en busca de la personalidad de lo retratado. La identidad de artista que le representa como fotógrafo es el involucramiento y la pasión por interpretar la realidad de su entorno y la realidad social; le apasiona la investigación etnográfica a partir de la fotografía que implica inmiscuirse con los sujetos fotografiados y convivir con la imagen que construye. Tres años en el campo profesional, actualmente es periodista y fotógrafo de la revista INBOX.  Puedes ver sus fotos en: http://www.nuestramirada.org/profile/MijhailFreddyCalleRuiz



5_c_1_tiempossss.jpg

La ilustración que se expone es un ejemplo de su trabajo en este arte emergente que cautiva cada vez más las esferas artísticas juveniles de la región.
Los Tiempos
CARNESTOLENDAS HISTORIETA de Alberto Tadic Bracamonte
Tadic es diseñador y ha trabajado la línea de la historieta para la recuperación de las tradiciones y la cultura de la región, la ilustración que se expone es un ejemplo de su trabajo en este arte emergente que cautiva cada vez más las esferas artísticas juveniles de la región. Ha trabajado en la Casa de la Cultura como gestor y diseñador de la revista  y guía cultural Resquicios; también ha colaborado con la revista Ahora Cochabamba y  actualmente forma parte del equipo de prensa y comunicación en la empresa Sin Límite Publicidada. Tadic es ilustrador y escritor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Arte, Pintura, Cultura, Teatro