domingo, 4 de marzo de 2018

El Ballet Pinto festeja sus Bodas de Oro

El Ballet Español Pinto, una de las instituciones tradicionales y de amplia trayectoria artística en la enseñanza de la danza de la cultura ibérica, festejó el pasado lunes 26 de febrero los cincuenta años de su creación con la celebración de una eucaristía en sus instalaciones.

El acto contó en la que participación de alumnos y padres de familia de los diferentes niveles que integran esta academia de baile que nació gracias a la iniciativa de los esposos Jorge Antonio y Carmen Pinto.

Desde muy jóvenes, los esposos Pinto dedicaron su vida a la danza y siendo amigos y compañeros de baile participaron en prestigiosos elencos, tanto nacionales como internacionales, y también estudiaron danza flamenca, clásica y regional en España y Argentina.

“Su amor por el baile fue el lazo que los unió, haciendo que la joven pareja se enamore y una vez consolidado su matrimonio, el 26 de febrero del año 1968, vieron concretado su sueño de sembrar en jóvenes y niños esa pasión por la danza, abriendo por primera vez las puertas del Ballet Pinto”, menciona Patricia Cordero, integrante de la entidad.

Durante estos cincuenta años de trabajo, varias generaciones se formaron en las aulas de la entidad bajo la dirección general de Jorge Antonio Pinto y la dirección técnica de la maestra Carmen Pinto, quienes aplicaron un método de enseñanza que responde a las exigencias de la currícula vigente en España, convirtiéndose, sin duda, en la cuna dancística de muchas personas, algunas de ellas incluso ahora dirigen sus propias instituciones de baile.

El arduo trabajo realizado por los esposos Pinto ha sido reconocido por diversas instituciones, como Los Amigos de la Ciudad y la Alcaldía de La Paz, y por distinguidas personalidades. En 1983, por ejemplo, fueron distinguidos por el rey Juan Carlos de España con las condecoraciones “Orden del Mérito Civil” con la “Cruz de Caballero” y el “Lazo de Dama”.

“Pero como el tiempo no perdona a nadie, el año 2009 su director general cerró los ojos para acudir en presencia del Creador, quedando toda la dirección del ballet en manos de la maestra Carmen Pinto, quien no desistió en su labor para llevar en alto el nombre de su ballet, el cual durante su trayectoria artística siempre ha resaltado por impartir la enseñanza de los diferentes bailes regionales que denotan el puro estilo folclórico español, bailes de zarzuela, la clásica Escuela Bolera, bailes españoles de Salón y el apasionante Flamenco, tanto en su estilo clásico como el Neo Flamenco, además de hacer énfasis en la instrucción del toque de castañuelas, los zapateos, el manejo de brazos y la expresión corporal tan propia del baile ibérico”, resaltó Cordero.

En su cincuentenaria trayectoria, la institución sentó la tradición de realizar una presentación cada fin de año, caracterizándose por la puesta en escena de obras enteras del baile español, como “El Amor Brujo” y el “Capricho Español” de Manuel de Falla, la suite “Carmen” de Georges Bizet y el ballet teatro “Bodas de Sangre” de Federico García Lorca, entre otras. También presentó espectáculos como la Gran Zarzuela con la Sociedad Filarmónica de La Paz y “El tablao Flamenco”.

“PARA APRENDER LA DANZA ESPAÑOLA SE NECESITA DISCIPLINA Y PUNTUALIDAD”

Tras el fallecimiento de Jorge Pinto, el año 2009, el ballet quedó al mando de su esposa, la maestra Carmen Pinto, quien ha mantenido la entidad gracias a su tesonera labor.

Con 50 años de trayectoria, Pinto dio sus primeros pasos con Chelita Urquidi, quien fue su profesora de ballet folclórico. Posteriormente aprendió ballet español con varios profesores. “He aprendido el folclore regional español con el maestro Manolo del Campo, integrante de Los Coros y Danzas de España, conjunto que recorría toda la geografía española captando las canciones y bailes típicos regionales. Luego conocí a los hermanos Pericet, cuatro famosos bailarines de la Escuela Bolera, con quienes aprendí diferentes estilos del baile español”, rememoró la maestra, al anunciar el inicio de las actividades académicas de la entidad correspondientes a la presente gestión.

“Empezamos en marzo nuestros cursos de enseñanza dirigidos a todos los amantes del baile, sin distinción de sexos, para lo cual contamos con diferentes niveles y horarios para niños desde los cuatro años de edad, jóvenes y personas adultas sin límite de edad”, adelantó.

Pinto recalcó que “un requisito indispensable para aprender la danza española es que los alumnos demuestren disciplina y puntualidad”. “El baile otorga múltiples beneficios, tanto en el desarrollo físico como psíquico, ya que requiere de gran concentración para el dominio y control del cuerpo. Además de desarrollar la flexibilidad, coordinación y ritmo, fortalece los músculos, mejora la autoestima y ayuda a reducir el estrés. Los niños aprenden a superar la timidez, desarrollan motivación, perseverancia y constancia, ideales para su vida futura. Además se les enseña la importancia del esfuerzo, el que se verá reflejado en cada presentación que realicen”, resalta Pinto.

La Escuela del Ballet trabaja toda la gestión para culminar con la presentación de su ya tradicional “Gala de Fin de Año”, en la cual se demuestra la calidad de la enseñanza impartida y resalta por su estilo propio tanto en las coreografías como en el vestuario.

L@s interesad@s pueden inscribirse en las instalaciones del ballet (calle Obispo Cárdenas Nº 1451, final Potosí) en horas de la tarde. Mayor información en el teléfono 2202855.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Arte, Pintura, Cultura, Teatro