martes, 27 de febrero de 2018

El Ballet Chela Urquidi se renueva en sus 75 años de vida

El Centro Integral de la Danza y Ballet Folclórico “Chela Urquidi” se renueva totalmente en sus 75 años de vida. Para festejar este especial aniversario, ha decidido cambiar de dirección y estrenar sus nuevas instalaciones en la avenida Simón Bolívar N°1810, a unos pasos del Estadio Hernando Siles, donde esta semana comenzará formalmente sus actividades correspondientes a la presente gestión.

Pero eso no es todo. La entidad ha decidido también dar otra tónica a sus cursos anuales de danza. Este año, la oferta incluirá la enseñanza de danza clásica, folclórica, internacional, española, contemporánea y elección libre, a niños a partir de los cuatro años, jóvenes y personas adultas sin límite de edad, que deseen incursionar en el fascinante mundo del baile. “Ahora contamos con ambientes más cómodos y equipados con profesores de alto nivel, así que invitamos a inscribirse a los cursos de ballet clásico folclórico, español danza internacional y danza contemporánea”, recalcó el maestro Lauro Rodríguez, director de la institución dancística, en la charla que sostuvo con La Guía.

“Era necesario hacer un cambio de instalaciones para poder brindar mejores ambientes a los alumnos y también a los papás. Ahora tenemos un espacio para ellos, para que puedan esperar a sus hijos. Las salas cuentan con espejos y barras, como siempre se ha trabajado en nuestra institución. Tenemos dos salones de primera, como debe ser y otras dos salas de espera”, comentó Rodríguez.

Las clases serán dictadas por un plantel de docentes de gran experiencia en el campo de la danza, donde cada profesor aplicará su método de enseñanza, a fin de que niños, jóvenes y adultos aprendan a bailar con toda facilidad.

“Los cursos serán prácticos y teóricos. Yo, por ejemplo, daré clases teóricas de historia de la danza clásica, contemporánea y ballet folklórico y música. Y en la parte práctica pasaré clases con las personas adultas, haciendo énfasis en ejercicios de respiración. Se debe recalcar que para los niños es importante el tema del ballet porque los va formando en su conducta, aprenden a ser disciplinados, educados, a tener principios y cumplir horarios”, resaltó.

Rodríguez adelantó que están seriamente adelantadas las gestiones para que la academia “Chela Urquidi” pueda otorgar títulos profesionales a nivel técnico en el campo de la danza.

“Ojalá este anhelo largamente acariciado podamos concretarlo muy pronto”, dijo.

Los estudiantes podrán elegir horarios en los turnos de la mañana, tarde y noche, e incluso también podrán pasar clases los sábados.

“Los sábados habrá baileterapia para los papás o las personas interesadas en aprender danzas como terapia de relajación”, anunció.

Cuando le consultamos qué se necesita para bailar, el profesor Rodríguez enfatizó que sólo se requiere de ganas, voluntad y el decidido apoyo de los padres, “porque con la danza los niños y los jóvenes se olvidan de las drogas, el alcoholismo y otros malos hábitos”.

El cuerpo de docentes está conformado por Jesús Baldivieso, quien es alumno antiguo de la maestra Chela Urquidi, al igual que María del Carmen Mariaca, quien ya está mucho tiempo en la academia, junto a Ingrid Cárdenas, responsable de ballet clásico. La parte administrativa está a cargo de John Gonzales.

UNA INSTITUCIÓN QUE HIZO GUSTAR EL FOLCLORE BOLIVIANO EN EL MUNDO

El ballet Chela Urquidi celebra este año sus Bodas de Diamante, 75 años dedicados a la enseñanza y promoción de la danza.

La entidad fue creada por la desaparecida maestra Graciela Chela Urquidi en mayo de 1943 y desde ese momento no ha dejado de hacer patria a través de la danza.

Graciela Urquidi nació en la ciudad de Potosí. Su pasión por la danza comenzó a temprana edad, en aquellas noches de arte que compartía en su hogar con su padre y hermanos.

Estudió danza clásica en Buenos Aires, Argentina, con Michael Borobsky, director y coreógrafo del Teatro Colón. Luego hizo cursos de baile moderno con las profesoras Rennatte Sotelius y Ana Welska, español con María Quiroga y folclórico con Santos Amores. También recibió formación en danza para niños y psicopedagogía infantil con Mery Show. Durante muchos años trabajó como coreógrafa en el Instituto Cinematográfico Nacional, donde dirigió Fantasía Boliviana, obra cumbre de la danza folclórica en el país. Años más tarde, creó y dirigió el Ballet Oficial de Bolivia. En 1943 fundó la academia que lleva su nombre, la cual le dio innumerables alegrías.

“Siento una inmensa satisfacción, ha sido una lucha constante por llevar en alto el nombre de Bolivia. Como en toda actividad relacionada con el arte, tuve muchas dificultades, pero también grandes alegrías, como recibir el cariño de la gente”, expresó la maestra Chelita al entonces suplemento Tu Guía de EL DIARIO cuando cumplió 50 años de labor artística el año 2001.

Gracias a la danza, Urquidi viajó y conoció muchos países de América, Europa y Asia, y recibió innumerables reconocimientos. Ha sido premiada permanentemente por su labor de defensa y difusión de la danza folclórica boliviana.

“Yo me siento muy orgulloso de haber sido su alumno, su bailarín, luego su docente y posteriormente director de la academia que fundó esta gran maestra, indiscutible pionera de la danza en el país”, comentó por su parte el profesor Lauro Rodríguez.

Según Rodríguez, el mayor mérito de la maestra Chela y de su ballet fue hacer gustar el folclore tanto en el país como en el exterior.

Durante sus 75 años de trayectoria artística, la institución ha puesto en escena diferentes estampas del folclore nacional e internacional, viajando alrededor del mundo, enalteciendo el arte boliviano y obteniendo siempre los mejores galardones para el país.

Ahora la entidad se encuentra preparando la agenda de actividades que realizará para festejar su 75 aniversario.

LAURO RODRÍGUEZ

“Hay que sentir amor por la danza”

Tras el fallecimiento de Chelita Urquidi, el 2 de febrero del año 2006, el ballet quedó al mando del profesor y coreógrafo Lauro Rodríguez Terceros, quien, sobre la base de esfuerzo, dedicación y constancia, sin recibir retribución económica alguna, siguió los pasos de la desaparecida maestra, todo por el amor que siente por la danza.

Rodríguez ya lleva más de 70 años en el mundo artístico. Empezó a sus 9 años en Cochabamba con un ballet español, luego tuvo la suerte de estudiar junto al artista español Vicente Colomer. Después pasó al ballet de Carmen Bravo y siguió estudios de danza clásica con l@s maestr@s Giovanni Brinatti, Blanca Falbo y Alfredo Caruzo. Después se formó en la Academia Nacional de Danza, habiendo integrado el Ballet Oficial durante 26 años. Ha participado en famosos ballets, como el Lago de los Cisnes, La Bella Durmiente, Cascanueces, Devoradores de la oscuridad, Guiselle, Bolero de Ravel y otros. También integró delegaciones folclóricas, donde le correspondió actuar en escenarios de América, Europa y Asia.

Paralelamente estudió danza folclórica con la maestra Chela Urquidi. Ha estado muchos años a cargo del Ballet Oficial, hoy es director general del ballet “Chela Urquidi”.

“Ya estoy más de 10 años en la dirección y en este tiempo hemos hecho bastante, incluso hicimos obras como El bolero de ravel, El capricho español y estamos preparando La esmeralda sagrada, que será presentada en septiembre con motivo de festejar el 75 aniversario de nuestra institución y donde también entregaremos reconocimientos a ex integrantes del ballet”, anunció Rodríguez.

LG: ¿QUÉ HA SIGNIFICADO LA DANZA EN SU VIDA?

L: La danza ha sido para mí todo, yo debería haber sido actor porque desde chico me ha gustado el teatro y sin saber nada agarraba a los chicos y les enseñaba cómo tenían que actuar. Pero luego llegó una bailarina española que se llamaba Fernanda Romero y me fascinó, gracias a ella soy bailarín. Hay que sentir amor por la danza, a uno tiene que gustarle, no pueden obligarlo.

LG: ¿QUÉ LE DIO LA DANZA?

L: Económicamente nada, si yo no hubiera sido profesor de música no hubiera tenido un ingreso económico, porque con la academia se gasta en alquiler, sueldos a los profesores, es una labor quijotesca, de mucho amor al arte.

LG: ¿CÓMO ESTÁ LA DANZA HOY EN EL PAÍS?

L: De lo que era antes ha avanzado muchísimo, antes a la danza folclórica se la consideraba como algo despectivo, que sólo era para “indios”. Pero, por el contrario, también vemos a mucha gente improvisada, que quiere crear danza sin imaginación ni creatividad, que en realidad son copias del Internet. Los mismos alumnos de una academia o escuela arman sus propios ballets. Lo triste es que no con los bases y técnicas que debe tener un ballet. No tienen idea de lo que realmente implica hacer danza.

LG: ¿CUÁL ES LA MAYOR FORTALEZA DEL BALLET “CHELA URQUIDI”?

L: Bueno, brindar a los estudiantes el compromiso de seguir trabajando con responsabilidad, actitud y algo importante es que pronto daremos títulos a nivel técnico y superior, lo que ya está en trámite y será con Resolución Ministerial.

Para mayor información, las y los interesados pueden llamar al teléfono 2222362 y a los celulares 75215449-72590168.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Arte, Pintura, Cultura, Teatro