miércoles, 19 de julio de 2017

Tres iconos que encarnaron brillantemente a la chola paceña

AGAR DELOS

La buena madera de la que está hecha Agar Delos fue percibida por el director Raúl Salmon de la Barra cuando la descubrió en 1953 y con quien debutó con el personaje de cholita en la obra “Los hijos del alcohol”. “En esa obra hice el papel de una cholita y don Raúl me dijo: Hijita, eres todavía una niña, pero tu físico va a ayudar”, recordó la talentosa actriz.

Desde ese momento, el teatro le dio la oportunidad de elevar la autoestima de la mujer de pollera. “Siempre dije que ella puede llegar a ocupar un sitial especial en la sociedad”, afirmó.

TG: ¿QUÉ TE HA DEJADO INTERPRETAR A LA CHOLA PACEÑA?

A: Bueno, la chola, al igual que una reina, una princesa, es también un ser humano con sentimientos, que sufre y ríe cuando tiene problemas y que disfruta cuando algo le llena su vida de alegría, sólo le falta capacitarse, es un ser fuerte, luchador, emprendedor, ejemplo de trabajo.

ROSA RÍOS

Desde que empezó su carrera teatral, a comienzos de los años 70, la experimentada actriz Rosa Ríos no ha dejado de encarnar a la chola paceña. El primer papel que hizo fue de chola sanguchera en la obra “La calle del pecado” al lado de Raúl Salmón y Tito Landa.

TG: ¿EL PAPEL DE CHOLA ES EL QUE MÁS LE HA MARCADO EN SU CARRERA PROFESIONAL?

R: Bueno, empecé con ese papel y creo que es con el que me he identificado en todos estos años porque la señora de pollera tiene un sufrimiento que a veces nosotros no lo entendemos. La señora de vestido se pinta, se arregla a fin de que las amistades nada le digan, en cambio una señora de pollera no sabemos qué es lo que lleva bajo el sombrero y la manta. Yo he visto en muchos casos que es discriminada, pero no entendemos sus preocupaciones, porque las disimula, rara es la señora de pollera que diga: “Yo he hecho eso, a mí me ha pasado esto o estoy pasando esto”, entonces se las aguanta y “se las chupa”, como se dice vulgarmente.

TERESA GUTIÉRREZ

Teresa Gutiérrez ya lleva más de 26 años trabajando sin descanso en el teatro, cine y en la televisión. “Empecé a trabajar a mis 23 años, egresando de la normal y en 1982, hice una obra con los niños donde me disfracé de cholita, pero era otra cosa. Dejé el teatro como unos 10 años para ocuparme de mi profesión y luego don Tito Landa me ofreció el papel de cholita en “Plato paceño”• en 1991. En ese momento fue mi debut oficial y desde ese momento hasta la fecha no descanso…”, recordó la conocida actriz.

TG: ¿EL PERSONAJE DE LA CHOLA PACEÑA ES EL QUE MÁS LA HA IDENTIFICADO?

A: Yo creo que sí, mi cholita no es copia, generalmente me dan estos papeles porque soy una chola diferente.

TG: ¿QUÉ CONCEPTO TIENE DE LA CHOLA PACEÑA?

A: Es la mujer de nuestro pueblo, la mujer lleve lo que lleve es mujer, tenemos que respetarla, quererla mucho y como hijos darle su lugar.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Arte, Pintura, Cultura, Teatro