lunes, 22 de mayo de 2017

Marcela Mérida expone su lenguaje

“Esta mujer mitad y mitad, no teme ser habitada por presencias ajenas. No se queda en su pintura, va hacia la presencia que no inventa: La descubre”, dice Luís Mérida— asesor cultural— sobre la persona y la obra de Marcela Mérida.

Varios críticos están de acuerdo con que muchas de sus obras hablan de la cultura andina, más allá de eso, son una expresión de abstracción y realismo que se traducen en formas, colores y texturas de la positividad y la belleza de la creación que tanto la fascinan e inspiran a la hora de crear.

Marcela Mérida es pintora y ceramista que ha conseguido que su arte hable por sí mismo de la autenticidad y originalidad de un sistema de lenguajes plásticos. En sus 38 años de carrera artística, ha recibido varios premios y distinciones; además, ha realizado exposiciones importantes dentro y fuera del país.

Marcela estudió y se especializó en pintura y cerámica. También estudio Simbología Andina y realizó cursos de Profesorado Superior de Educación en Artes Plásticas en Argentina. Gran parte de su trayectoria la ha dedicado también a la enseñanza, trabajando con niños y adolescentes en la formación de promotores de cerámica en barrios marginales.

“Creo que tenía 12 años cuando pedí que me regalaran pinturas por primera vez, con la consciencia de que pintaría mi primera obra de arte: ‘un payaso’. Mis padres me cuentan que cuando me preguntaban qué quería ser, les decía que quería ser equilibrista, payaso o artista. Yo creo que siempre tuve la pasión y atracción por lo abstracto, subjetivo de lo que es la percepción del mundo. Desde entonces comencé a buscar y describir el mundo como yo lo veía desde el Arte”, dice Marcela, recordando cómo se enamoró de lo que hoy, con orgullo, le permite vivir y disfrutar.

“Soy una mujer afortunada” dice ella, que pese a la dificultad de gestionar arte en el país ha podido sostenerse con el trabajo que realiza.

Este 22 de mayo, Marcela realizará un “Open House” que se extiende hasta el sábado 27 de mayo, en su taller ubicado en la Aniceto Padilla entre Potosí y Recoleta, donde “Estaremos presentando nuestras piezas de cerámica en madera, obras acrílicas, reproducciones en lámparas, reproducción en cuadros, entre otros”.

La destreza adquirida por varios años en la práctica le permite contar con una amplia y rica gama de obras para exponer

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Arte, Pintura, Cultura, Teatro