martes, 24 de enero de 2017

Tarija no cuenta con un registro de edificaciones patrimoniales



En este 2017, como año del Bicentenario de la Batalla de La Tablada, se habla mucho del pasado, del rescate de los elementos culturales, así como de la reivindicación y revalorización de los mismos.

En ese sentido, las autoridades de la Gobernación iniciaron un proceso para inventariar, catalogar y preservar la totalidad del patrimonio cultural que existe en el departamento de Tarija, aunque es probable que a la culminación del año sólo se complete la primera de estas fases.

Catalogación departamental
El patrimonio cultural, especialmente el arquitectónico e inmueble, está sujeto a distintos niveles de jurisdicción tanto municipal, departamental como nacional. De allí, los primeramente responsables de su catalogación y cuidado son los municipios, para posteriormente compartir la jurisdicción con las instancias superiores.
Aunque esto se debería dar debido a la reglamentación jurídica nacional, en la práctica son raros los lugares donde se tiene hecho un levantamiento de datos completo de los bienes patrimoniales. “En Tarija, hay municipios que tienen un trabajo hecho al respecto, pero en los sitios más alejados del departamento no siempre fue posible por lo que fueron las universidades las que emprendieron la tarea de investigar cuanto patrimonio existe”, explicó Nelvin Acosta, director de Patrimonio y Gestión Cultural de la Gobernación.
Considerando esta situación, se promulgó la Ley Departamental Nº 162 de Protección del Patrimonio Cultural del Departamento de Tarija, el 10 de noviembre del año pasado con el objetivo de administrar adecuadamente los procesos respectivos a los bienes patrimoniales. Parte de las acciones que contempla esta Ley es la referente al inventariado, catalogación y preservación del patrimonio arquitectónico del departamento, aunque aún es necesario reglamentarla para su puesta en práctica.
Por el momento, y con intención de adelantar lo más posible el trabajo, la Dirección de Patrimonio y Gestión Cultural está coordinando con las universidades y municipios para un levantamiento de datos conjuntos. “Lo que se quiere es centralizar toda la información para generar una base de datos departamental, donde estén contemplados todos los bienes patrimoniales arquitectónicos, además de los arqueológicos y paleontológicos”, explicó.
Una vez hecho este trabajo, el siguiente paso lógico será la elaboración de un catastro y consecuentemente una catalogación de todo el conjunto patrimonial departamental, que deberá ser encarado por profesionales pertinentes. El paso final incluiría gran cantidad de obras de preservación, refacción y mantenimiento en el que se necesitarán más profesionales aún.
Los plazos de ejecución
Como se mencionó anteriormente, para dar pie a la ejecución plena de todo el proceso de catalogación del patrimonio departamental, primero es necesario reglamentar la ley, de modo que no queden vacíos legales ni se llegue a transgredir normativas nacionales como la Ley 530 de Patrimonio Cultural Boliviano.
“Junto al equipo técnico y jurídico de la dirección ya empezamos a trabajar en la reglamentación de nuestra ley 162, y esperamos tener ya un borrador de ello en estos primeros tres mese del año, para que nuestro gobernador pueda aprobarlo y lograr en el plazo de 6 o 7 mese concluir en el levantamiento de la información, que sería nuestro regalo a Tarija para el Bicentenario”, especuló finalmente la autoridad.

Los edificios patrimoniales del municipio de Tarija

En lo que respecta al municipio, según los datos de la última categorización de edificios patrimoniales de Tarija, iniciada en la década de los 90, hasta el 2013 se habían identificado 337 inmuebles en niveles A, B y C. Posteriormente se siguieron incluyendo más edificios en la lista, como la casa de Issac Attie declarada patrimonio el año pasado, que actualmente está en refacción. Se hacen demoliciones en el interior, pero guardando la fachada externa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Arte, Pintura, Cultura, Teatro