domingo, 22 de enero de 2017

Más de 70 artistas se unen a la festividad de Alasita


En una peculiar muestra de arte y en busca de conservar la tradición que une a los paceños, en la festividad de la Alasita. Un grupo de prodigios del pincel se unen para exponer pequeñas obras a partir del 24 de enero al 10 de febrero.

Con el propósito de revalorizar, difundir y promover las costumbres y tradiciones paceñas. La Secretaría de Culturas, a través de la Unidad de Museos Municipales, presentará la muestra Alasita Arte y Tradición 2017; la misma se realizará en la Sala Municipal Cecilio Guzmán de Rojas en la Casa de la Cultura “Franz Tamayo”.

Cada una de las mini muestras de arte son creación de los artistas plásticos, que desean regalarle a La Paz a través de su arte y creatividad pequeños cuadros que demuestran su maestría en el manejo del pincel; por ser estas obras realizadas en pequeña escala, la complejidad al diseñarlas y luego pintarlas es grande, lo que significa un esfuerzo mayor aplicado en cualquiera de las técnicas que emplearon los artistas.

El lenguaje de su habilidad, a través de estas pequeñas manifestaciones de arte en distintas técnicas, como la acuarela, pintura, dibujos, grabados y técnicas mixtas. Muestran las distintas miradas e identidades que cada uno expresa; en esta ocasión los artistas inspiran su arte en la feria de la Alasita.

La muestra pretende fortalecer las acciones de salvaguarda y difusión de la tradición paceña, además procura unirse a través del arte a la premisa de apoyar la postulación de la declaración de la feria paceña como Patrimonio Cultural e Intangible de la Humanidad ante la Unesco.

EL ORIGEN DE LA ALASITA

La festividad de Alasita tiene su origen en las manifestaciones culturales de referente agrícola (solsticio de verano) relacionados con la fecundidad, la elaboración de miniaturas por las culturas prehispánicas, éstas expresiones fueron una locución de religiosidad en relación a la fertilidad y la abundancia.

Posnasky al respecto refiere que los tiawanakotas volcaban en sus miniaturas sus deseos de poseer alimentos y otros elementos para vivir. Durante la colonia la feria de Alasita no tenía significado económico ni comercial, toda relación transaccional era simbólica, se usaban piedrecillas y luego al pasar el tiempo se utilizaban botones como moneda de intercambio, ésta costumbre duró hasta la primer mitad del siglo XX.

Alasita como tradición se afirma en la ciudad de La Paz, cuando su gobernador Sebastián Segurola instruye celebrar una fiesta anual en honor de la deidad denominada Ekeko, esto por agradecimiento, la ciudad se había salvado del cerco del indígena Túpac Katari.

A partir de esa fecha, es que se celebra todos los años el 24 de enero en la ciudad de La Paz, exactamente al medio día la fiesta de la Alasita, la misma se extiende por el lapso de tres semanas. Al inició la feria se llevaba a cabo en la Plaza Murillo, luego al pasar los años y por el crecimiento de la cantidad de artesanos, se empezó a realizar en el Paseo del Prado, luego en la plaza de San Pedro, luego la Avenida Montes, la antigua Aduana, inmediatamente a lo largo de la Av. Tejada Sorzano y finalmente en la que hoy conocemos como el parque Urbano Central ex zoológico paceño.

La muestra de arte, cuenta con la participación de varios artistas que se inspiraron en distintos motivos paceños: paisajes, pepinos, Ekekos, la exposición tiene diferentes temáticas, lo que resalta es el tamaño que ésta en concordancia con la miniatura razón de la feria de la Alasita.

FIESTA DE UNIÓN Y MAGIA

Los artistas presentes en la muestra son de diferentes departamentos de Bolivia lo que es una coincidencia de unión y magia según lo afirma Alejandro Archondo, quien junto a varios colegas decidieron unirse a la iniciática de crear cuadros pequeños, lo cual representa un verdadero reto dijo.

Algunas de las obras no tienen más de 15 cm. de alto, creadas en distintos materiales, obras talladas en madera y también obras en papel.

La muestra consta de 500 miniobras con una diversidad de contenidos, se pueden observar desde seres fantásticos hasta paisajes locales y subrrealistas.

PRECIOS

Cada obra de acuerdo a la complejidad y la técnica oscilan entre los 25 bolivianos hasta los 40 dólares, lo que las hace accesibles a todos quienes quieran sumarse a la iniciativa de unirse a la magia en pequeño.

La muestra está abierta a todo el público desde el 24 de enero hasta el 18 de febrero en la casa de la Cultura, en el Salón “Cecilio Guzmán de Rojas”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Arte, Pintura, Cultura, Teatro