miércoles, 28 de diciembre de 2016

Melodías de violines que emocionan

El manto de la noche es el escenario perfecto para que niños y jóvenes de ClaveSol de La Paz y El Alto deleiten al público con armoniosas melodías que brotan de violines, violas, violonchelos y contrabajos, destreza que deja asombrado a más de uno, por la calidad acústica de sus ejecutantes.

La edad de los músicos oscila entre 7 a 20 años de edad, quienes con motivo de concluir sus actividades anuales presentan el Concierto Navideño de la Orquesta Infanto-Juvenil “ClaveSol”, que incluye en su repertorio, entre otras obras, La Marcha de Radetzky de Strauss, la Sinfonía 40 de Mozart y para cerrar con broche de oro temas como Noche de Paz y Villancicos Navideños.

“Cuando se toca y prepara un repertorio musical se incentiva notablemente a los niños y jóvenes que no solo ejecutan instrumentos musicales de cuerda con destreza, sino que incluyen en su repertorio obras nacionales e internacionales. En esta ocasión se presentará a 20 niños como solistas en dos violines y un violonchelo con temas de Vivaldi, Telemann y Strauss”, explica su director y maestro Freddy Céspedes.

Céspedes dice que son cerca de 400 ejecutantes entre niños y jóvenes que tocan un repertorio muy importante en este proyecto, uno de los más grandes e importantes de Bolivia, promovido por el BancoSol al otorgar instrumentos y profesores en La Paz y El Alto para la formación de este capital humano musical.

“ClaveSol forma a niños y jóvenes en tres niveles: básico, intermedio y avanzado, las clases comienzan al mismo tiempo que el colegio. Su metodología consiste en pasar tres veces por semana con 3 horas de ejecución en las que se combina la teoría con la práctica”, asegura Cèspedes.

ALUMNOS DE CLAVESOL

Según Céspedes, la principal motivación que tienen los chicos es aprender a tocar un instrumento y para lograr este propósito deben dedicarle un tiempo a su estudio, algunos “descollan” más que otros. Sin embargo, lo que le pone contento es haber despertado esta pasión por la música que les brinda una perspectiva distinta en su vida.

“Estoy en ClaveSol hace dos años y pertenezco al nivel intermedio. Brenda es el nombre de la maestra con la que paso clases de violín y quien nos dirige es el maestro Céspedes. Ingrese cuando tenía 11 años de edad cuando vi unos carteles que anunciaban estas clases. La música es muy relajante y me ha enseñado a no rendirme, que debo seguir adelante”, recuerda la alumna Aylen Quispe.

Otra experiencia en la Orquesta es la que tiene Joel Coro, un alumno principiante que ingresó hace dos meses, él toca el violín, porque considera que este instrumento es muy lindo.

Richard es el profesor de Joel, que enseña en la sede de Villa Adela, él imparte la enseñanza de notas musicales y posterior ejecución del instrumento que es lo que más le gusta a este alumno y que lo motiva a seguir hasta concluir estos ciclos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Arte, Pintura, Cultura, Teatro