domingo, 9 de octubre de 2016

Lucy Gonzales “Quisiera actuar hasta que tenga 100 años”


Lucy en otra presentación.

Lucy Catalina Gonzales Gerónimo es la actriz de más corta edad en la historia del teatro boliviano. Por sus venas corre la sangre actoral. Es hija del conocido actor Daniel Gonzales y de la actriz Carol Gerónimo, de Talía Producciones.

Estudiante del Colegio Amor de Dios, Lucy pisó por primera vez un escenario a sus cuatro años, en la obra “Levantando las risas”, en la que hizo el papel de “El pollito de la carretera”.

“Me encanta mucho el teatro y siempre le pedí a mi papá que me escriba un papel. Quisiera actuar hasta que tenga 100 años. Cuando el público me aplaude es una alegría, ya que estoy al lado de toda la gente que ya me quiere”, dice la niña actriz.

Pese a su corta edad, Lucy ya participó en varios trabajos teatrales. Actuó en la obra “Un argentino en La Paz”, de una niña cholita, hija de la dueña del hotel. “Después en No somos muchos interpreté a una tortuga, en el espectáculo Click bailé la canción Libre soy de la película Frozen, en Riguchito Bombón hice de una compradora, en 2 Compadres sinvergüenzas di vida a la hija de uno de los inquilinos, en Hijito de mamá hice de la hijita de papá, en Plato Paceño realicé el papel de la Apuradita, en Riguchito detective privado di vida a una brujita y en la obra Los hijos del alcohol actué de Pili, una niña de la calle, que vendía dulces. Este es un papel muy grande y es la primera vez que casi estoy en toda la obra”, cuenta.

Para Lucy, “es lindo actuar y al mismo tiempo dedicarme a mi escuela”. “El teatro es más que un trabajo, ya que me hace sentir muy feliz”, expresa la pequeña actriz, que se alista para participar en la obra “Mentirosita”, la nueva propuesta de Talía Producciones, en la que hará el papel de Nicole, la nieta de Emeterio, que será protagonizado por su papá, el popular Riguchito.

“En esta obra, mi abuelo me enseña a sumar, pero de manera equivocada y yo soy la que termino enseñándole a él. Es muy divertida la obra y al mismo tiempo muy triste”, cuenta, al agradecer a su mamá por todo el apoyo que le brinda, ayudándole a aprender los libretos, a su papá, quien le enseña a actuar, y a sus profesores de colegio, en especial a Lina y Ana.

Para Daniel Gonzales, ver actuar a Lucy es un sueño hecho realidad. “Desde que estaba en la barriga de su mamá nos acompañaba al teatro, cuando era una beba saltaba cuando yo o su mamá actuaba. Tengo un vídeo donde ella hace el grito de guerra que tenemos en Talía y apenas tenía un año y meses… entonces cuando me dijo que quería entrar a escena fue una alegría, luego un reto, ya que no siempre hay roles para niños, entonces a crear se dijo. Es la actriz más joven de la cual se tiene referencia en la historia del teatro boliviano. Empezó a sus 4 años y creo que eso marcará la historia teatral… Y sin quererlo ya actuó también en Argentina con Plato Paceño… Son momentos que nunca podremos olvidar. Yo nunca la obligué, ella lo hace porque le gusta y lo ama, es muy responsable”, dice.

¿Te gustaría que tu hija se dedique al teatro? “Claro que sí, es mi única heredera… Pero que ella lo decida, lo que ella elija yo la apoyaré mientras Dios me dé vida. Tiene mucho talento y no lo digo yo, la gente que ya la vio actuar la felicita y la premia con calurosos aplausos… eso es bello. Amigos y colegas de arte me dijeron que tengo una actriz en potencia… Ella elegirá su camino… pero de algo estoy seguro, que el que elija lo hará bien y es que el teatro le enseñó lo más importante: Responsabilidad. Yo no tengo preferencias con ella en los ensayos, ella es una actriz más bajo mi dirección y ella lo sabe… entonces se compromete y aprende su texto y deja fluir sus sentimientos, de eso me siento muy alegre. Dios bendiga a todos quienes apoyaron, apoyan y apoyarán la carrera artística de mi hija”, expresa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Arte, Pintura, Cultura, Teatro