domingo, 30 de octubre de 2016

Alessandra Bravo recuperará saberes del arte plumario

El uso de la pluma en las culturas originarias y ancestrales representó múltiples significados. En la actualidad su uso es limitado, una de las pioneras en este arte es Alessandra Bravo, quien intenta recuperar los lenguajes expresados a través de los tipos de pluma, colores, su distribución y los objetos que acompañaron y acompañan, además de las técnicas de preservación que se utilizan.

RECUPERACIÓN DE ESTE ARTE

Alexandra Bravo es una artista que se consagra al Arte de la Pluma. Podemos decir que es una de las primeras mujeres bolivianas que tuvieron el valor de hacer expediciones en lugares desconocidos de Bolivia (Amazonia-Chaco, 1980) para hacer una investigación sobre el labrado de la pluma, de la cual resultó una clasificación técnica del trabajo de la pluma, el preparado, el teñido, entre otros temas.

"Como boliviana, es mi deseo hacer revivir el Arte Plumario, desarrollar y adaptar las técnicas a nuestros días. Aprendí y me especialicé en las técnicas del trabajo plumario, en las culturas del Chaco y la Amazonía Boliviana", explica la artista.

"Además, quiero reivindicar la pluma. Las plumas fueron llevadas a España donde fueron mostradas como sinónimo de salvajismo, ahora sabemos que son expresiones de culturas bien desarrolladas, que es parte de la identidad americana, que es un símbolo de todo un continente. Por todo esto deseo crear: ‘La Condecoración con la Pluma’ para alentar a mis alumnos a nuestros artistas".

En cuanto a los temas que piensa abordar explica que busca desarrollar un concepto ecológico, para resguardar nuestra naturaleza. ademas de utilizar plumas de aves de corral. No contribuir a la exterminación de las aves exóticas; asimismo, no corroborar en el comercio de plumas exóticas

Según la artista, Bolivia tiene una cantidad variada de aves: 1512 especies. Se ha comprobado que son más del 50% de las aves sudamericanas. Esta variedad se debe a la topografía, su clima y a su vegetación (Kempff-Mercado, 1985: introducción, p. 9)

"Trabajo solo con plumas de aves de corral; utilizo plumas de gallina, pato, ganso. También por razones ecológicas, pedagógicas solo utilizo las plumas que se consiguen fácilmente y, además, las reciclo. Las plumas de gallina, ganso y pato son también plumas con las que pueden hacerse joyas. Claro que se pueden criar diferentes aves, por ejemplo, en Suiza existen criaderos de avestruz y diferentes aves, por eso también utilizo estas plumas".

Aclaró: "Por razones ecológicas trabajo solo con plumas de aves de corral, no estoy de acuerdo con la destrucción de la naturaleza. Además, no quiero contribuir con el comercio de plumas exóticas. ¡Hago un llamado por la Amazonia!".

Al momento de impartir conocimiento entre sus alumnos, Bravo eplica que es un proceso:

"Primiero se debe recolectar las plumas para posteriormente desengrasar. Luego se hace la preparación contra parásitos seguido del teñido de la pluma. Una vez secado se realiza el adiestramiento y, por último, la clasificación de las plumas según el color, tamaño, ancho y largo entre otras características", explca.

Tras 40 años fuera del país. Bravo trabaja en la unidad educativa que lleva el nombre de su señor padre Fernando Bravo. Este centro se encuentra en la ciudad de El Alto, en la urbanización Las Kishwaras.

Actuamente, busca impartir sus conocimientos sobre este arte para recuperar culturas y tradicones de los antepasados.

SOBRE SU TRABAJO

La artista, actualmente, dicta clases de este arte en el Siart que se realizará hasta este 11 de noviembre.

En tanto sus obras con Arte Plumaria se presentó por primera vez en 1997 en el Museo de Historia Natural en Berna, Suiza. En 1999, Alexandra Bravo trabajó una temporada importante en el Museo de Etnografía y Folklore (Musef) de la ciudad de La Paz, donde compartió los resultados de sus investigaciones.

El año 2012 se realizó por primera vez en Bolivia la exposición Arte Plumaria, de Alexandra Bravo Cladera y los objetos artísticos que ella realiza inspirados en las culturas originarias que conoció de Bolivia. La muestra se realizó en el Museo Nacional de Arte en La Paz y con el apoyo de quienes formaron parte administrativa, en ese entonces, de la Fundación Cultural del Banco Central de Bolivia. El año pasado (2015) participó en la Reunión Anual de Etnología (RAE), que organiza el Musef cada año.

Una producción literaria de enorme valor se logró con el apoyo de la editorial Los Amigos del Libro, en Cochabamba el año 1999, El arte plumaria entre el pasado y el presente. Un catálogo en el que expone desde los elementos culturales hasta las técnicas que permitan el labrado y conservación de las plumas, más algunas muestras artísticas. Hoy, con una energía y pasión que desborda en cada palabra que comparte, Alexandra Bravo Cladera anunció que seguirá nutriendo su escuela itinerante, que irá donde se la convoque para compartir los conocimientos adquiridos y que organizará exposiciones con objetivos sociales que permitan, por un lado, beneficiar a los estudiantes que quieran aprender y por otro compartir la belleza cultural inmensa que Bolivia posee.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Arte, Pintura, Cultura, Teatro