martes, 13 de septiembre de 2016

Sucre EXPOSICIÓN DE PINTURA Y ESCULTURA El arte emergente lució su potencial

Desde los cuidadosos trazos de la escuela paceña actual, que en esta muestra decanta por un carácter sombrío en sus representaciones del cuerpo, hasta los colores vivos y las temáticas intuitivas de los chuquisaqueños, se inauguró la exposición “Arte emergente en Bolivia”, en la Casa de la Cultura Universitaria, abierta hasta el 18 de septiembre, en el marco del FIC 2016.

Por primera vez, la artista Rosmery Mamani presenta su obra en la Capital, luego instalará una serie de muestras antes de culminar el año en China, España, Francia y Colombia. “Luego me tomaré un descanso para encerrarme en el taller y dedicarle el tiempo que creo necesario a mi obra”, comenta la artista de origen paceño a CORREO DEL SUR.

Galardonada mundialmente, la acuarelista y pastelista, alumna del maestro potosino Ricardo Pérez Alcalá, montó obras de formato que ella caracteriza como “experimentales” e “íntimas”, y que “forman parte de una nueva etapa” en la obra de la prolífica artista de 31 años.

Junto a Mamani, también expone por primera vez el chuquisaqueño José Carlos Auza, músico experimentado y novel pintor que este año ganó el primer lugar en la especialidad de pintura del Salón Pedro Domingo Murillo.

Como presencias destacadas de la muestra, se encuentran también los artistas chuquisaqueños del colectivo "La Axila" Javier Ramos, Andrés Kalimán, Edwin Lambertín, Babbi Ossio e Ivo Kukoch, cuya propuesta ecléctica y vanguardista rompe los moldes de la plástica tradicional chuquisaqueña, con propuestas que se acercan bastante al neoexpresionismo y el arte naíf.

La iluminación ubicada detrás de los cuadros provocó que no se apreciaran las obras por la contraluz que generó; al menos, así se apreció en la inauguración que empezó mientras retiraban armazones apilados en los pasillos pertenecientes a una feria del mueble que concluyó ayer mismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Arte, Pintura, Cultura, Teatro