miércoles, 27 de julio de 2016

Loayza busca un nuevo diálogo con el público a través del teatro

"Estoy tan conforme que decidí seguir trabajando en el teatro. La respuesta del público ha sido impresionante, mucho más allá de lo que esperaba. Eso tiene el teatro, una intimidad, un contacto y un diálogo directo con el público que el cine no tiene”.

Así describió el cineasta Marcos Loayza sus experiencias en las tablas, luego de la presentación de su primera obra Séptimo Cielo en 2012. "Es otro tipo de diálogo y eso es apasionante, fascinante. También es fascinante trabajar y moldear ese tipo de arcilla”, añadió.

Loayza decidió reponer su primera obra de teatro porque mucha gente no la pudo ver. "Se han hecho apenas tres funciones. La gente nos pedía”, aseguró. Séptimo sentido se estrenó en marzo de 2012 en el VIII Festival Internacional de Teatro de La Paz (FITAZ). Luego se presentó un par de veces más en el Desnivel.

Las nuevas presentaciones son el sábado y domingo a las 20:00 en el Teatro Nuna de la zona de San Miguel. La obra no ha sido modificada. "Básicamente es la misma. La idea es que se mejora un poco el texto, se mejora la puesta en escena. Cambian algunos elementos pero básicamente es la misma”, explicó Loayza.


"Séptimo Sentido es un intento de reconstruir y seguir las huellas al largo itinerario de la memoria de la señorita Magda, una profesora de historia con un poco más de 40 años, que mira a sus alumnos como su propia vida y que trata de repasar nuestra historia desde la desmemoria”, dice la sinopsis. "Es un punto de vista particular sobre la historia boliviana”, afirmó el autor.

La reposición implica una actualización. "Hay que reactualizar todo, es como encender un automóvil después de mucho tiempo. Hay que ver si las piezas están bien, si no han desaparecido, si no se han corroído, si tiene gasolina, si tiene aceite, si tiene líquido de freno”.

La obra será puesta en escena por el mismo equipo de 2012. La protagonista de Séptimo Sentido es la actriz Patricia García, quien interpreta a Magda.

También formaron parte de la producción Cecilia Mariaca, que se encargó del vestuario; Patricia Mariaca, que se hizo cargo del Arte; y Alejandro Loayza, que fue responsable de la iluminación y la fotografía. La música fue compuesta por el guitarrista Gabo Guzmán.

Al revisar la obra, el cineasta notó que la pieza tiene algo difícil de conseguir. "Estoy satisfecho. A pesar de todo no ha envejecido. Es un texto que apuesta a la emoción del espectador. Eso no es fácil conseguir”, aseguró.

Luego del estreno de Séptimo Sentido en 2012, Loayza presentó dos obras de teatro: El silencio del mar (2013) y Excepciones: 12 reglas del amor (2014). En una anterior entrevista con este medio, el cineasta describió su salto del cine al teatro como una experiencia enriquecedora.

Para esta nueva presentación, tuvo que sortear dificultades que son parte del trabajo creativo. "Siempre hay dificultades, siempre hay una cantidad de problemas que resolver y cosas que cambian. Lo bueno del teatro es que todas las obras no son iguales”, señaló.

El Teatro Nuna ofrece a Loayza la posibilidad de encontrarse con un público nuevo, pero también con el que ya conoce la obra. "Hay gente que nos ha escrito y la volverá a ver. El momento que la vio le gustó, pero sintió que no la había aprehendido del todo y quiere volver a verla”, concluyó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Arte, Pintura, Cultura, Teatro