lunes, 25 de julio de 2016

La ilustración digital se abre paso en seis campos laborales

Videojuegos, animación, videoclips, diseño de portadas, de libros infantiles o multimedia son algunos de los campos laborales del ilustrador digital quien, ante todo, siempre es un artista. "La carrera te da herramientas, pero uno también tiene que abrir la mirada en un recorrido y adquirir de todo, no sólo la parte académica”, afirmó el creador argentino Nahuel de Vedia.

Hoy, entre las 17:00 y las 20:00, este artista impartirá un seminario de ilustración digital, organizado por el municipio de La Paz. El curso se realizará en el quinto piso de la Casa de la Cultura. De Vedia llegó a La Paz hace 10 días y fue invitado por funcionarios ediles para impartir el taller cuando él vendía sus trabajos en una de las ferias dominicales del Prado.

Nació en Villa La Angostura, en plena Patagonia argentina. Estudió en la capital argentina y se graduó como Diseñador Gráfico en la Universidad de Buenos Aires. Eligió una carrera relacionada con la creatividad porque está vinculado al arte desde pequeño. También está relacionado con la música, pues hace algún tiempo tenía una banda llamada Karavana.

Justamente uno de sus primeros trabajos como ilustrador fue el diseño del disco de esa banda. Ésto le abrió campo en el mundo de las editoriales infantiles. "El mundo editorial tiene mucho de ilustración. Ahí hay una veta laboral muy grande; laburé mucho para distintas editoriales, revistas y más”, recordó.

"He diseñado muchos discos para bandas, que es la parte que más me gusta porque fusiono la música con la ilustración. También he trabajado como diseñador gráfico, siempre he intentado hacerlo como freelance, por mi cuenta”.

De Vedia trabaja sobre todo con la técnica del collage digital, que ofrece la posibilidad de mezclar diferentes métodos. En su labor se apoya en la fotografía. "Saco fotos de engranajes o busco en internet. Me gusta mucho la corriente estética steampunk, que es como una corriente fantástica. En general, son maquinarias de vapor que tienen una estética de vestuario, todo a partir de engranajes. Son máquinas de fantasía”.

Lo más difícil de su proceso de creación es identificar un concepto o una idea, que es el punto de partida. De Vedia suele inspirarse en el amor, la vida o los viajes. Luego hace un boceto, con el cual empieza a ensamblar las distintas piezas que conforman el collage.

"Uno construye una idea general, pero las distintas piezas también tienen un significado (...) Todo se puede mezclar, tengo bancos de imágenes de puertas, ventanas, manchas de tinta, trazos a mano, de todo un poco. Todo eso se mezcla”, afirmó.

Sus creaciones le pueden tomar desde una semana a un mes, o más. Por ejemplo, su ilustración denominada La nave latinoamericana le tomó un mes "de obsesión”.

Este trabajo corresponde a su faceta artística, que implica tiempos especiales, pues cuando tiene un encargo y un presupuesto, no puede estar "delirando tres meses” con detalles.

"Tienes que resolver más rápido. Lo bueno que te da la experiencia es poder resolver con mayor detalle una imagen mejor terminada en menos tiempo”.

El dibujo digital está ligado a un sinfín de opciones, pues se puede imprimir en papel, tazas, poleras y más. Ahora, el ilustrador también trabaja en un videoclip y en un proyecto personal denominado Bandoneón, que es un corto animado.

En el seminario de hoy, De Vedia hará una ilustración en vivo. "Al final de la jornada vamos a probar las técnicas de ilustración”, explicó al recomendar que quienes acudan, lo hagan con una computadora.

Está consciente de la dificultad de enseñar a crear. "Es muy difícil enseñar la creatividad, porque ¿cómo te pueden decir qué está bien o mal en el arte o en el diseño?”, concluyó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Arte, Pintura, Cultura, Teatro