lunes, 13 de junio de 2016

Uma Vacaflores expondrá en Tarija después de diez años



El pintor, escultor y artesano Ricardo Vacaflores apodado Pez, lleva el nombre artístico de Uma con el cual firma sus obras de arte. Uma presentará una exposición de varios de sus trabajos después de 10 años en la Casa de la Cultura de Tarija en el mes de agosto, para él es interesante estar en Tarija y cerrar un ciclo después de haber recopilado saberes y enseñarlos como artista itinerante.

El artista
Uma nació en Camargo y de niño radicó en Tarija, a manera de broma dijo, he nacido en Camargo y malcriado en Tarija. Después de su etapa escolar se inclina por el dibujo y las artes dando sus primeros pasos en el camino que elegiría como forma de vida.
El artista recordó que años atrás fue fundamental la apertura del café teatro bar Caretas de Julián “Chuquis” Cartajena, ya que marcó época y permitió a muchos jóvenes bohemios con inclinaciones artísticas desarrollar su arte y contar con un escenario para poder expresarlo.
“Caretas es el aglutinador de ese movimiento que duró cerca de diez años con fuerza y luego desapareció, y después de diez años estamos volviendo a Tarija a ver qué pasa y traer lo que hemos estado pintando en todo este tiempo”, manifestó.
La exposición que presentará contará con varios trabajos de escultura en madera y varias técnicas de pintura. “Me gusta mucho explorar entonces van a encontrar exploraciones, en mi arte solo encontraras exploraciones”, agregó.
Así mismo dijo que en sus viajes por sud América fueron fundamentales en su crecimiento artístico y que se considera ciudadano del planeta tierra, debido a que no cree que las fronteras sean algo más allá de lo administrativo. Al haber viajado a los distintos países vecinos de Bolivia uno se da cuenta que somos el mismo país y ahora es mas fácil el viaje, la comunicación y todo, expresó.
Para Uma es fundamental el viajar ya que permite tener una apertura mental, debido a que uno se da cuenta que existen otras realidades. Según él un artista debe tener la capacidad y obligación de conocer y representar su entorno, “el detonante para ello son los viajes ya que la otras realidades o verdades también son legitimas solamente que se aplican en otro lugar y en otro tiempo”, agregó.
El múltiple artista simpatiza con la armonía y la naturaleza, en tal sentido sigue las costumbre originarias de los pueblos aborígenes ya que son muy afines con la armonía de la naturaleza y el medio ambiente. Por otra parte las costumbres occidentales y modernistas prácticamente ignoran el medio ambiente, ya que consideran que es un lugar solamente para utilizarlo y el dueño es la humanidad, explicó.
Uma considera que los artistas que tienen un equilibrio con la naturaleza generalmente transforman su estilo de vida y se convierten en vegetarianos, budistas y realizan actividades alternativas. Como artista he tenido un acercamiento a las costumbres de los pueblos andinos, comentó.
Entre sus experiencias de vida Uma estuvo durante seis años consecutivos con frecuencia en el lago Titicaca y se quedaba cerca de tres meses en cada visita, debido a que trabajaba como artista y artesano porque es un lugar de mucha afluencia turística. Mientras estuvo en ese lugar pudo conocer varias comunidades aimaras y sus usos y costumbres, lo cual le pareció interesante y productivo ya que pintó una colección de cuadros sobre la cosmovisión andina que la mitad de ellos se expondrán próximamente en Tarija.

Materias complementarias desarrollan el arte

Uma se manifestó disgustado respecto al desplazamiento de las materias escolares de artes plásticas, educación física, música y danza en los últimos años en algunas escuelas de Bolivia. Son materias que te permiten desarrollar tu psicomotricidad que es una parte fundamental de la salud e inteligencia del ser humano que lamentablemente en muchos casos se sacó esas materias de la malla curricular que permiten desarrollar el arte, comentó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Arte, Pintura, Cultura, Teatro