martes, 14 de junio de 2016

Sinfónica estrena Caprichos, impresiones de una travesía

Como parte de la temporada 2016, la Orquesta Sinfónica Nacional estrena el concierto Caprichos: impresiones de una travesía. Bajo la dirección del maestro invitado Weimar Arancibia, los músicos interpretarán obras de Schubert, Stravinsky y Tchaikovsky.

"El concierto empieza con Capricho Italiano de Tchaikovsky, que es una pieza más liviana. Es además una suma de melodías populares, de las impresiones de Schubert cuando fue a Italia”, explicó Weimar Arancibia, director invitado
de la sinfónica.

El espectáculo se presentará el miércoles 15 y jueves 16 de junio, a las 20:00 en el Centro Sinfónico Nacional (Ayacucho, 366 entre Mercado y Potosí).

Luego, el programa continúa con la Sinfonía N° 5 de Schubert. "Una obra más clásica”, explicó Arancibia. "En esta pieza se busca dar una nueva cara a la música clásica de siempre; una interpretación que no sea la que escuchamos en las grabaciones comerciales”, añadió.

Para finalizar el repertorio, la Orquesta Sinfónica Nacional interpretará las tres últimas piezas del ballet Pájaro de Fuego, de Stravinsky. Tres obras en las que el director espera lograr que el público sienta la tensión de la historia, los contrastes de una melodía a otra. "Cerramos con el Pájaro de Fuego, que es un final impresionante”, explicó el músico boliviano.

Una propuesta de los extremos

El maestro comentó que en esta ocasión pretende "llevar a la orquesta a los extremos; contrastar las melodías logrando así que el público sienta la música y las emociones que los diferentes autores buscaron plasmar en sus partituras”.

El director explicó que ha trabajado en nuevas versiones de todas las piezas. "En los ensayos le digo a la Orquesta que quiero que el público salga despeinado por la emoción de la música”, comentó.

Arancibia es un director boliviano que inició su carrera en la música a muy corta edad con guitarra clásica. Años más tarde, se desarrolló en el área de la dirección como director asistente de la Orquesta Sinfónica Nacional y de la Orquesta del Conservatorio Nacional de Música.

En la actualidad, Arancibia cuenta con una maestría y un doctorado en dirección orquestal en Michigan State University (EEUU), donde, según él, encontró una nueva manera de sentir la música.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Arte, Pintura, Cultura, Teatro