sábado, 11 de junio de 2016

Comedia teatral se ríe del absurdo de la burocracia

La obra teatral “Nosedades”, escrita y dirigida por Enrique Escóbar Klose, apela al humor para burlarse del sinsentido de la burocracia en un contexto como el boliviano.

Esta comedia, montada por el elenco Enclajados, será presentada hoy, a las 20:30, en el local Zona de Humor (avenida Simón López No 438, esquina Washington), adonde el ingreso tiene un costo de 50 bolivianos. La obra volverá a ponerse en escena los siguientes jueves.



TEMAS A decir de Escóbar, la obra se desarrolla en un ambiente burocrático, pero no se detiene en él, sino que lo aprovecha para plantear interrogantes sobre los límites de la realidad y sobre las condiciones que configuran la identidad de una persona. “Nosedades’ juega escénicamente con temas fenomenológicos realizando las siguientes preguntas: ¿qué es real y qué no?, ¿qué es la existencia?”, añade el escritor y director de la obra.

El argumento narra la historia de Mechita, una joven que va a una oficina pública a realizar un trámite y se encuentra con Carbulario, oficinista burócrata que, además, es estudiante de la cognición anómala y la percepción extrasensorial, mejor conocida como telepatía. Carbulario cree que Mechita es producto de su poder telepático y asume que está muerta. Mechita ayuda a Carbulario a descubrir quién es él en realidad.

“Nosedades” está protagonizada por Claudia Verónica Illanes como Mechita y Javier B. Suárez en el papel de Carbulario. La producción general está a cargo de Cristhian Tejada.

COMEDIA A Escóbar el germen de “Nosedades” lo remonta a 2004, el año en que padeció el absurdo de la bucrocracia boliviana, cuando realizaba trámites para irse a estudiar a la Argentina. Entonces, se topó con que estaba registrado como una persona fallecida. Las gestiones para recuperar su identidad y su vida, al menos al interior de las instituciones, inspiraron la trama de su obra.

La pieza ya escrita intentó montarla en Buenos Aires con actores argentinos y chilenos, pero nunca le terminó de convencer el “cantadito” de los respectivos acentos. Gracias al consejo de un amigo cayó en cuenta de que la pieza solo podría ser actuada por bolivianos.

El director afirma que la comedia es el registro ideal para abordar las circunstancias y los temas de “Nosedades”. Cree que la obra sirve para reivindicar este género dramático, que en el contexto bolivano es tan aprovechado y hasta suele ser reducido al café concert.

La actriz Illanes apunta que los recursos humorísticos planteados por Escóbar funcionan efectivamente en las funciones, pese a que ella misma se mostraba escéptica ante algunos de ellos.

Suárez, a su vez, dice que para él ha sido un desafío mayúsculo volver a hacer teatro y comedia, luego de haber estado más dedicado al cine y de géneros más dramáticos en los últimos años.

El productor Tejada anticipa que “Nosedades” será la primera de una serie de obras a ser montadas con el elenco Enclajados, con inversiones significativas, de unos 7 mil a 10 mil dólares por cada una.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Arte, Pintura, Cultura, Teatro