martes, 26 de abril de 2016

Resaltan la oferta del FITAZ y critican el costo de las entradas

La oferta de propuestas escénicas frente a la falta de público y el costo de las entradas son las dos caras de la moneda identificadas por expertos a la hora de evaluar el Festival Internacional de Teatro de La Paz (FITAZ), que cerró el domingo.

Dos críticos y dos directores de teatro identificaron los aspectos buenos y malos del FITAZ, luego de 10 días de la puesta en escena de más 40 propuestas de elencos nacionales y de países invitados de América Latina y Europa. "Siempre un festival es positivo porque es un fiesta del teatro, porque se ven muchas obras. Se presentaron trabajo de elencos internacionales y se ha promovido nuevos trabajos”, dijo Omar Rocha, literato e integrante de la Escuela de Espectadores.

En el encuentro escénico participaron nueve elencos de más de 10 países, como Argentina, Brasil, España, Francia, Italia, México, Paraguay, Perú, Chile y Uruguay. Este 2016, el sello nacional se impuso en el FITAZ. De las 44 obras programadas para la fiesta de las artes escénicas más grande del país, 30 serán llevadas a escena por elencos bolivianos.

El festival se realizó en el Teatro Alberto Saavedra Pérez, el Teatro de Cámara, el Cine Teatro 6 de Agosto, el Teatro Modesta Sanjinés de la Casa de la Cultura, el Museo Interactivo Memoria y Futuro Pipiripi, el Museo Nacional de Arte, el Museo de Etnografía y Folklore y el Teatro Nuna. Se efectuaron presentaciones en las casas culturales de los macrodistritos, en el Círculo de la Unión, la Cinemateca y Simón I. Patiño.

Rocha destacó además la organización de actividades paralelas durante el festival, como una reunión de directores y conferencias. "Esto es muy interesante porque junta la gente que le gusta hacer teatro y al público”, dijo.

La directora de teatro Camila Urioste sostuvo que otro de los aspectos positivos del encuentro es que se presentaron "propuestas de calidad”. "Las obras de los elencos de Chile y España estaban muy buenas. (La puesta en escena de estos elencos ha sido) una muy buena opción para el público boliviano”, sostuvo la dramaturga.

El pedagogo teatral y analista político Carlos Cordero resaltó la continuidad del festival. Además, destacó que este espacio se ha convertido en una oportunidad para conocer las propuestas teatrales de otros países del mundo.

"Durante 10 versiones del FITAZ y casi 20 años, a pesar de la indiferencia y molicie de las autoridades gubernamentales, el festival persiste y es la vitrina donde se expone, en pocos días, de manera creativa y poética, el pensamiento y reflexión más depurados que produce la sociedad boliviana. Los elencos latinoamericanos o europeos que nos visitan son de igual manera el reflejo de las sociedades de donde provienen y a ellos también el doble de agradecimientos”, escribió.

Con una mirada distinta, la actriz y directora de teatro, Erika Andia sostuvo que uno de los aspectos positivos del encuentro escénico ha sido la organización de las presentaciones infantiles en el espacio museo Pipiripi.

"El FITAZ infantil, de la mano de Sergio Ríos del Pipiripi, se ha destacado por su organización. Por ejemplo, en el Cine 6 de Agosto, el personal de esa sala no estaba enterado sobre la obra y el costo de las entradas. Faltaba organización en este espacio”, dijo Andia.

Pero ¿cuáles fueron los aspectos negativos que quitaron brillo al FITAZ? Rocha dijo que el principal aspecto negativo del festival fue la falta de público en algunas de las presentaciones. "No hubo toda la difusión necesaria para que las salas se llenen, quizás habría que trabajar un poco más en eso”, explicó.

Según Rocha, otro aspecto negativo del festival ha sido el precio de las entradas. "El costo de 60 bolivianos para el sector Platea era un poco elevado para el público. Se ha visto que en las presentaciones gratuitas había más gente”, dijo.

En cuanto a lo negativo, Urioste señaló que por falta de condiciones económicas, se evidenció problemas técnicos en algunos espacios y la ausencia de personas encargadas de la organización del FITAZ. "En el Museo Nacional de Arte no había nadie del festival, me imagino que era un problema económico, ya que no había dinero para ganar a más personal”, indicó.

Andia sostuvo que en la décima versión del FITAZ ha faltado más información y difusión de las presentaciones y actividades. "Por ejemplo, se organizaron varios talleres que la gente no conocía”, acotó.

La actriz lamentó también que en esta versión no ha tomado en cuenta a los espacios alternativos como El Desnivel. "No estaba tomado en cuenta en el FITAZ y hemos tenido una muy buena respuesta del público.

Sugiero que para otras versiones del festival se tomen en cuenta los espacios alternativos”, indicó.

En la clausura, Maritza Wilde directora y fundadora del FITAZ, agradeció a los artistas de los más de 40 elencos que participaron este 2016 en el encuentro. Además, destacó el apoyo del público y de los medios de comunicación. "Gracias por apoyarnos. Esta noche es muy importante porque son 10 a las ediciones que hemos llegado. Para mí me parece mentira haber realizado 10 ediciones del festival”, sostuvo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Arte, Pintura, Cultura, Teatro