domingo, 3 de abril de 2016

Daniel Gonzales “La competencia a veces es muy desleal”

Daniel Gonzales afirma que el mayor logro de Talía Producciones fue reconocer a las generaciones pasadas que “cultivaron este bello arte”. “Siempre les hicimos homenajes y el estar consciente que otros estuvieron antes que vos creo que es nuestro mayor logro. Reconocer sus logros, esfuerzo y pasión nos dio y da fuerza para seguir adelante. Después, los reconocimientos que tardan, pero llegan y, sobre todo, el haber logrado el amor y el cariño del público que función tras función llena el teatro”, subraya el actor que da vida al popular Rigucho.

LG: ¿QUÉ QUEDÓ PENDIENTE?

D: Nos queda mucho por hacer… Desde ya, hay que seguir haciendo teatro popular y así quién sabe, cuando muera alguien dirá: “Se ha muerto el actor de las choladas” (sonríe). Me sentiría orgulloso, sabes…. Nos falta hacer cine, esa sí es una asignatura pendiente… Y algo que tengo como objetivo es conseguir el verdadero valor y reconocimiento que merecen nuestros actores, es una pena, pero ni seguro tenemos, no hay teatros… En fin, ojalá que con nuestra “Konanería” de hacer teatro popular, las autoridades se den cuenta que también los actores y actrices somos parte de Bolivia.

LG: ¿HUBO ALGÚN MOMENTO INGRATO?

D: Sí, no todo es una taza de leche, hemos visto de cerca el fracaso en la taquilla y lo digo con franqueza, la competencia a veces es muy desleal, hemos visto cómo compañeros que un tiempo fueron parte, vivieron y compartieron con nosotros se fueron por la cloaca y no conformes con eso, quisieron echarnos barro, eso es ingrato y duele. Hay gente que habiéndose formado en Talía, cuando publica su currículum artístico ni nos menciona, duele. Hay veces que me pregunto ¿quizás yo he fallado?... Pero veo la senda dejada y son muchas y digo muchas más alegrías que tristezas…. Ahora bien lo que nos deja Dios es lo más importante, es cierto que entre los momentos más difíciles están la muerte de Gastón Tejada y la de mi mamá. Cuando ella murió, no quería subir a un escenario, hasta hoy es triste recordar esos momentos. Pero al ver a gente joven cultivando este arte y a mi hija que desde sus 4 años actúa, me quedo con esa esperanza y alegría.

LG: ¿QUÉ PERSONAJE U OBRA MARCÓ LA TRAYECTORIA DE TALÍA PRODUCCIONES?

D: Sin duda el Rigucho y luego el Mochito, que aunque un poco mal hablado, logró causar debate y polémica. Otros personajes que marcaron son El Hilarión, interpretado por Ariel Vilela y el tierno “Huguito”, a quien le da vida el cochabambino Hugo Torrico, la presencia del Pezón fue fundamental y desde ya Los Taquipayas Kayku dejaron un recuerdo imborrable. Cada uno de los actores y actrices realizaron creaciones magistrales cuando se les otorgó un rol. Mi más ferviente homenaje a dos mujeres: Rosa Ríos y Teresa Gutiérrez que le dieron a la mujer de pollera un toque singular en sus interpretaciones y al elenco actual y estable que con su picardía logra personajes inolvidables. En cuanto a las obras: desde ya Plato Paceño y todas las de Raúl Salmon, y cómo olvidar las obras del gran escritor don Juan Barrera Gutiérrez (Me avergüenzan tus polleras I, II y III) que hicieron de Talía un referente del teatro nacional.

LG: ¿TE IMAGINAS A TALÍA SIN EL RIGUCHO?

D: Sí y No… No, porque el público me “cuelga” si lo dejo a un lado al “Obrero del Humor” (así lo bautizaron en Oruro). Así es que por lo menos una vez al año tiene que aparecer el Rigucho, ya sea en una obra o en alguna travesura de la radio o la TV. Y sí, porque ya lo experimentamos. Hay obras donde él no aparece y la magia del teatro se mantiene. Sin ir lejos, en “Hijito de Mama”, que tuvo rotundo éxito, el Rigucho no participó y eso nos indica que el teatro nacional tiene mucho para contar y denunciar a través de obras que no sólo son comedias, sino que en su argumento muestran una realidad a veces cruel y simplemente vivencial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Arte, Pintura, Cultura, Teatro