jueves, 21 de enero de 2016

Italianos crean obra de teatro inspirada en los lustrabotas

La historia de Clemente, un joven que vivió en la calle de niño y que ahora se prepara para terminar la carrera de Ingeniería, inspiró la creación de una obra de teatro que será llevada a escena por los artistas italianos Cecilia Scrittore y Vene Vieitez. La pieza también se basa en la vida de varios niños abandonados y que trabajan como lustrabotas.

Los artistas pertenecen a la compañía italiana Teatro Strapatto y llegaron a Bolivia hace un mes para investigar sobre la situación de los niños de la calle y los lustrabotas. El estudio será la base para escribir el guión de la obra.

"Nuestra compañía trabaja en investigación del teatro contemporáneo social. En este campo entra el espectáculo en el que estamos trabajando en Bolivia, el motivo principal de nuestro viaje a Latinoamérica”, contó Vieitez mientras se alistaba, junto a Scrittore, para presentar una de sus puestas en escena.

Los actores se alistaban ayer para presentar la obra El baúl de los bufones en el Espacio Simón I. Patiño, como una de sus últimas actividades en el país.

"La idea de Betún es reconstruir una historia de un chico de la calle. Cómo llega y qué pasa cuando un niño llega a vivir en la calle. No queremos hacer una obra que sea nuestra visión sobre ellos; queremos ser un canal y la voz de estos chicos en el mundo”, explicó Vieitez, rodeado de disfraces, máscaras y utilería.

Según el actor, se trata de una problemática que ya hace cuatro año querían afrontar en el escenario, pero sabían que era un tema muy delicado y que requería una investigación seria. "Llevamos seis meses haciendo investigación bibliográfica. Hay 100 millones de niños en la calle en el mundo, 40 millones están en América Latina. Nos alarma esta cifra”, aseguró.

El resultado de este proceso se verá en la obra que tendrá como personaje principal a un lustrabotas que tiene como apodo Betún y vive en la calle.

El protagonista de la obra representará la situación de un niño que es abandonado. El pequeño se dedicará a trabajar como lustrabotas, ingresará en el mundo de las drogas y de la delincuencia.

"Será estrenada en Francia, el 7 de julio, en el Festival de Avignon. Será representada 22 noches seguidas en el festival. Luego empezará su gira por Europa”, agregó Vieitez, y aseguró que esperan regresar a Bolivia el próximo año para presentarla.

La pieza teatral está dedicada al grupo de jóvenes con los que los artistas convivieron. Se trata de niños que fueron apoyados por una organización de apoyo humanitario en Cochabamba.

"Son chicos que han vivido en situación de calle y, quizás, las personas más valientes que hayamos conocido hasta ahora. Haber entrado tan chiquitos en una situación tan difícil y haber conseguido la fuerza para decir que quieren cambiar y de verdad cambiar, eso es algo de muchísimo coraje”, resaltó Vieitez.

Durante su estancia en Cochabamba, que duró una semana, los artistas realizaron un laboratorio teatral con los jóvenes. "Tuvimos la ocasión de entrevistar a 10 de ellos en profundidad sobre sus historias de vida, también a los psicólogos y trabajadores sociales que trabajan con ellos”, agregó.

Con esta obra, los artistas esperan mostrar la realidad latinoamericana y boliviana hacia el público europeo y mundial. "Como europea puedo decir que allá se conoce poco de estas realidades y queremos difundir esta información para que se pueda hacer algo, ayudar, darse cuenta que hay realidades así y salir de la burbuja que tenemos”, aseguró Scrittore.

La obra no tendrá un final feliz porque los artistas no quieren engañar al público. "La pieza tiene dos finales, el del escenario y el de la platea. No podemos darle al público un final con esperanza en el escenario. Pero el espectáculo es un pretexto para dar información y explicar cómo ayudar. El público define el final feliz”, aseguró.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Arte, Pintura, Cultura, Teatro