domingo, 3 de enero de 2016

Arquitectura patrimonial: El Teatro al Aire Libre "Luis Mendizábal Santa Cruz"

A seis cuadras de la plaza principal, se encuentra el Teatro al Aire Libre "Luis Mendizábal Santa Cruz", y para los habitantes de hoy, ese espacio, no es más que un conjunto de hileras dispuestas en torno a un escenario semicircular. Justamente su nombre evoca estar el "aire libre", y éste hecho actualmente es queja de muchos, que preferirían que estuviera techado, algunos más ilusos, pretenden imaginar una concha acústica, ampliándolo por sobre el mismo parque "Eduardo Abaroa", tumbando añosos árboles y reduciendo la magnitud de la vida del parque anexo.

El historial de éste espacio es vasto y a la vez desconocido, ya que aquí se presentaron varios eventos tradicionales, y festivales importantes como el "¡Aquí…canta Bolivia!", que desde 1969 fue el semillero de grandes artistas nacionales de trascendencia internacional. Años en que este escenario era la continuidad para los aficionados de los programas radiales de entonces, como los de Radio Emisoras Bolivia y su programa "Espectáculo de Gala", y de Radio El Cóndor con sus "Noches de Gala", espectáculos y animadores de calidad pasaron por su escenario como Germán Gordillo, Dandi Villegas, Raúl Rojas, Simón Durán, Mario Lizarazu Sánchez, Omar Torres Reque, Abel Flores Mújica y muchos más.

La intensidad de su uso, ahora es eventual; pero hace medio siglo atrás fue inteligentemente utilizado en festivales, conciertos, teatro y danza, además de variedades.

CARACTERÍSTICAS

Como buena obra de ingeniería, éste espacio fue meticulosamente trabajado pues, como se verá adelante, su arquitectura cumple los cánones de la clásica construcción griega. Se desconoce por ahora al arquitecto o ingeniero municipal, que hizo tan magnífico y funcional diseño, que se inauguró en 1952.

Tiene las siguientes características generales: el muro externo de 86 metros, un escenario semicircular de 16 metros con dos ingresos laterales, la longitud de graderías es de 32 metros, y muros externos de 4 metros de altura aproximadamente. Se calcula que tiene una capacidad de 3.500 personas cómodamente sentadas en graderías de piedra labrada. Debajo del escenario, existen seis camerinos para los artistas.

DISEÑO GRIEGO

Parece que su construcción a los pies del monumento a la bandera nacional no es casual, pues refleja el mundo cívico y mitológico en su concepción griega, justamente los teatros, se levantaban junto a grandes monumentos en la antigüedad.

Las proporciones del teatro de Oruro, son exquisitamente coincidentes con otros teatros de Europa, del viejo mundo griego como Pompeya, Cirene, Dionisos, Siracusa, Thermessos, Mileto entre las más importantes con más de 2.500 años de antigüedad: todos estos escenarios coinciden en ser construidos en una ladera natural, con sus graderías al aire libre, con un escenario que puede ser observado por los espectadores en un área de 180 grados.

Este espacio es vecino de uno de los más bellos parques del centro de la ciudad donde los pinos, cipreses, siempre verdes y frondosos árboles, otorgan la pasividad cabal a éste espacio.

Fue construido como cúspide de la época de oro de la cultura en Oruro, hacia 1952, la ciudad estaba en lo mejor de su producción artística, siendo alcalde municipal el señor Francisco Morales, cuando se entregó oficialmente la construcción a los orureños, como un homenaje a la Revolución Nacional de 1952.

Este teatro de diseño completamente griego, y semejante a otros teatros del mundo antiguo, por su parecido arquitectónico, está dentro de los cánones que dictó Marco Vitruvio Polión, quien fue el mayor arquitecto e ingeniero de Roma del siglo I Antes de Cristo, autor del tratado de arquitectura más antiguo llamado los "Diez libros de la arquitectura", que enseña los principios básicos del diseño urbano, que ha regido por siglos las teorías y prácticas de la arquitectura y es inicio de la civilización occidental.

El Libro Quinto, de la referida obra considera "Cómo debe construirse un Teatro"; y veremos cómo se cumplió al pie de la letra los principios de arquitectura griega en el teatro de Oruro, donde las matemáticas jugaron un papel importante en su construcción, diseño semicircular que permite una buena acústica como visión.

SOBRE EL LUGAR

El gran arquitecto Vitruvio, aconsejó las siguientes razones: "Debe elegirse el lugar más favorable y saludable para el Teatro, donde se desarrollen los días dedicados a los dioses inmortales. Será más sencillo si los cimientos se asientan en un monte; en lugar donde no ahogue la voz sino que permita que se difunda con toda claridad, lo que podrá conseguirse si se elige un lugar donde no produzcan resonancias".

Coincidiendo su cercanía al monumento a la bandera nacional, donde el civismo patrio confluye en imágenes de héroes, inmortales en nuestra historia, se cumple lo anteriormente dicho por el gran arquitecto, base teórica del diseño del teatro en Oruro.

El lugar es perfecto, pues no permite que se ahogue la voz, sino, que se difunda con toda caridad. Para Vitruvio, la voz, se modulaba en tres formas, "la modulación armónica, croma y diatónica, y ello es importante para el diseño de un teatro al aire libre", pues, para el diseño del mismo, dice el autor "divídase su altura en cuatro partes y dejaremos tres series o hileras transversales de celdillas, una para escuchar perfectamente a la modulación armónica, otro a la cromática y la tercera a la diatónica".

Aquella coincidencia la encontramos en nuestro teatro, ya que la base de la primera sección "armónica", existen 29 butacas macizas que inician los asientos, reservadas para las autoridades, más cercanas a la "orchesta". Seguidas de diseño de las graderías que están divididas en tres secciones, como manda el tratadista romano; una sección para la modulación armónica, (parte inferior, compuesta por 14 peldaños); otra para la cromática, (graderías de la parte media, 26 peldaños); y para los sonidos diatónicos (parte superior de las graderías, de 15 peldaños). Se observa que la altura del podio u "orchesta", está al mismo nivel de la altura del estrado.

DE LA FORMA

Vitruvio dictó que la forma de un teatro, debe disponerse de la siguiente manera, con un juego de compás que "de acuerdo al diámetro de la parte más inferior (orquesta), trácese una circunferencia tomando como centro el punto medio de dicho diámetro y descríbase cuatro triángulos equiláteros a igual distancia que toquen la línea circular.

La "longitud del escenario debe medir el doble del diámetro de la orquesta", hecho que se cumple increíblemente en el teatro de Oruro, cuya "Orquesta" o escenario, tiene un diámetro de 16 metros, y una longitud de las graderías de 32 metros, exactamente el doble, tal cual manda el arquitecto, siglos antes en su famoso tratado escrito el siglo I, antes de Cristo.

Además, advierte que "no es posible que todos los teatros se adapten a estas proporciones de simetría de una manera total, por lo que conviene que el arquitecto se preocupe de observar las proporciones precisas para conformar la simetría, adecuada a la configuración del lugar y la magnitud de su obra", prueba palpable de esto, es la falta, o recorte de algunas filas de graderías, hacia la calle "Presidente Montes", pues la misma calle afecta un poco la simetría del teatro, pero se adapta a la simetría del conjunto de la obra.

PROYECTO DE AMPLIACIÓN

En septiembre de 2012, la Asociación Boliviana de Artistas Intérpretes y Ejecutantes de Música (Abaiem), así como un grupo local de música, propusieron ampliar el teatro, claro, demoliendo toda su original arquitectura y borrando todo lo explicado y que hasta hoy desconocíamos.

El proyecto contempla implementar una concha acústica, camerinos tipo suite, ascensores, jacuzzi, etc.; un completo mamotreto de cinco pisos. Tal proyecto destruiría la mitad del hermoso parque "Eduardo Abaroa", talando muchos hermosos árboles, y más aún, escondería o enterraría de la vista el monumento nacional del Faro del "Konchupata", relegándola a las sombras del nuevo escenario.

¿Por qué construir semejante obra, destruyendo lo patrimonial? No puede ser posible que la actual ingeniería, conciba proyectos de modernidad a tan solo seis cuadras de la plaza principal; Oruro sí requiere nuevos escenarios para la cultura, pero, en zonas o barrios donde sea bienvenido el progreso, se tiene Rumi Campana, San José, e Itos, que se ofrecen con amplias avenidas y demás beneficios para el nuevo teatro que pueda albergar los eventos culturales y folklóricos de Oruro.

Seamos inteligentes en ampliar la cultura, y a la vez conservar un teatro, exclusivamente del mundo antiguo, como parte de la arquitectura patrimonial del centro histórico; y formar una Ruta Patrimonial en el casco histórico, creando un Museo al Aire Libre, con las casas más representativas de Oruro, plazas, parques, monumentos y el mismo teatro.

Que no se cometa el error, cuando permitimos demoler el antiguo Teatro Municipal sobre la calle "Ayacucho", que fue uno de las más bellos de la República, o ampliar espacios antiguos como en el Aeropuerto, pues es más caro pagar la "costura" que un "traje nuevo", al decir del viejo refrán.

Finalmente, este nuestro teatro al aire libre, de bella arquitectura griega, no lo tienen otras ciudades del país, solo es nuestro, y ese mismo hecho, hace que sea una de las joyas de nuestro centro histórico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Arte, Pintura, Cultura, Teatro