domingo, 27 de diciembre de 2015

Cine, literatura y conciertos primaron en 2015


MAGELA BAUDOIN GANÓ EL PREMIO DE CUENTO GABRIEL GARCÍA MÁRQUEZ. GALERÍA(3)
[Move to Panel 1]

La agenda cultural de esta año ha sido intensiva y variada. Hubo mucho de nuevas producción de cine, producción literaria, espectáculos de danzas y música, aparte del incesante crecimiento del folklore nacional. Lo más significativo de esto último es que la juventud es la más dedicada a interpretar la música nacional, así como a representarla en espectáculos. En unos casos, mediante festivales callejeros y, en otros, a través de representaciones escénicas.

Estas listas son el resultado de consulta con diarios, agencias e incluso hemerotécas y son plasmadas por EL DIARIO como un recuento de lo mejor ocurrido durante este año.

CINEMATOGRAFÍA

Con “Olalla” se abre la cartelera de estrenos cinematográficos en el país. Bajo la dirección de Amy Hesketh, “Olalla” es una historia gótica basada en el libro homónimo de 1881, de Robert Louis Stevenson. Trata sobre una familia de vampiros genéticos que necesita de sangre humana para sobrevivir y prolongar sus vidas. Su estreno fue en enero.

Paolo Agazzi presentó el documental “Corazón de dragón”. Es una historia sobre el cáncer infantil, con la ilustración de varios casos en una óptica positiva, realizada en los sectores más pobres de la ciudad.

Asimismo, en mayo se hizo la presentación del docu-ficción “Gran Poder”, de Okie Cárdenas. Explora “la cimentación de la nueva élite aymara”, al registrar más de 70 festividades paceñas de esta índole.

“Boquerón”, una película de Tonchy Antezana, ambientada en los años 30. Cuenta la historia de cuatro soldados de varias regiones del país, que sufren las vicisitudes de un cerco de 21 días en Boquerón. Tiene las actuaciones de Sergio Fernández, Alejandro Loayza, Elmer Mamani y Hugo Velásquez, es un filme de género épico. La película fue presentada el 18 de septiembre.

“Norte Estrecho”, de Omar Villarroel, cuenta la historia de Chayito, una mujer que trabaja en Estados Unidos para sacar adelante a sus hijos. Trata de la migración y en la que se muestra la cotidianidad de los migrantes bolivianos en tierras ajenas.

PARTICIPACIONES FUERA DEL PAÍS

Cada vez hay más cineastas bolivianos que se abren espacios en festivales internacionales y llevan en alto la bandera del país. Este año, no sólo hubo participación, sino que muchos de ellos ganaron reconocimiento e incluso de los festivales en los que participaron.

El cineasta boliviano Omar Villarroel, director de la película boliviana “Norte Estrecho”, participó en el Sunscreen Film Festival de EEUU y en St. Petersburg, Florida, donde obtuvo reconocimientos especiales y ganó el Máximo galardón en un festival en Guadalajara, México.

El documental “La Paz y melancolía”, dirigido por el productor Ariel Morales Coronel, fue seleccionado en la categoría ‘Mejor Documental’ del Festival Construir Cine, de Argentina.

Miguel Hilari, cineasta boliviano que ha recibido buenas críticas, tanto a nivel nacional como internacional, por su largometraje documental “El Corral y el Viento”, realiza un trabajo de no-ficción, llamado “Las Edades”, mismo que fue elegido para participar en el Festival Internacional de Cine Documental Encuentros del Otro Cine (EDOC-Lab).

La película documental de observación “Puerto escondido”, dirigido por la cineasta boliviana Gabriela Paz, participó también en el EDOC-Lab.

El fotógrafo del colectivo “Sin Motivo”, Juan Gabriel Estellano, es otro de los bolivianos que participará en el Festival Internacional de Cine Documental Encuentros del Otro Cine (EDOC-Lab) con el proyecto “Porteadores”.

“Primavera” es el título del cortometraje de Joaquín Tapia Guerra, quien se presentó en el festival la 17ª edición del Buenos Aires Festival Internacional de Cine Independiente (Bafici), que se realizó entre el 5 y el 15 de febrero.

El trabajo “Nueva Vida”, dirigido por el cineasta Kiro Russo, que retrata la historia de una pareja de inmigrantes bolivianos en Buenos Aires, también participó del Bafici.

El filme “Despedida”, realizado por el cineasta boliviano Pablo Paniagua, fue otro de los bolivianos que participó en el Bafici y obtuvo la Mención del Jurado en la Competencia de Cortometrajes.

El cineasta boliviano Juan Álvarez presentó su cortometraje “In Between”, en la muestra internacional de cortos, Talents, del XVII Festival Internacional de Cine Independiente de Buenos Aires (Bafici), que se realizó del 15 al 25 de abril.

El cortometraje boliviano “Nina”, dirigido por el cruceño Uri Carrasco, fue seleccionado para participar de la sección Short Film Corner, del Festival Internacional de Cine de Cannes, que se llevó a cabo entre el 13 al 24 de mayo.

MUJERES DESTACARON EN LITERATURA

En el ámbito literario, se debe destacar la presencia femenina. Las escritoras bolivianas Giovanna Rivero y Magela Baudoin llevaron el nombre de Bolivia en alto. Destacan con sus obras en el exterior.

El jurado del premio Cosecha Eñe 2015, conformado por los escritores Mercedes Cebrián y Eloy Tizón, el editor Pablo Mazo y Camino Brasa y Elena Medel, en nombre de Eñe, eligió el cuento “Albúmina”, de la autora Rivero como ganador. El trabajo de la boliviana sobresalió entre 4.000 relatos de escritores de 40 países.

Y la boliviana-venezolana Magela Baudoin fue la ganadora del Premio Hispanoamericano de Cuento “Gabriel García Márquez” por su obra “La composición de la sal”.

Baudoin ganó en 2014 el Premio Nacional de Novela de Bolivia, con su libro originalmente titulado “El sonido de la H”.

En tanto, otra mujer que destacó fue Nathalie Iriarte (Bolivia), fue una de las doce periodistas escogidos como finalistas de la tercera edición del Premio “Gabriel García Márquez” de periodismo, informó la Fundación Gabriel García Márquez para el Nuevo Periodismo Iberoamericano (FNPI). Los finalistas en las categorías de Texto, Imagen, Cobertura e Innovación fueron seleccionados entre las 1.645 postulaciones recibidas, según un comunicado de la FNPI, fundada por el Nobel de Literatura de 1982.

Junto a Pablo Ferri (España) fueron autores de “El caso Tlatlaya”, sobre ejecuciones en el estado de México, y publicado en Esquire Latinoamérica.

MÚSICA Y CONCIERTOS

Si hablamos de música, la agenda sobre todo para los paceños, este año rompió con todas las expectativas y es que conciertos como el de Romeo Santos estaban fuera del alcance de los fanáticos. Sin embargo, pudo ser posible al igual que otros espectáculos de la misma categoría.

Además de solistas latinos, bandas de rock y grupos de K-Pop. Estos últimos solamente en La Paz.

Los primeros en llegar fueron Chino y Nacho, quienes actuaron en febrero en Santa Cruz y el y La Paz. El grupo Jaraneros organizó los shows por el carnaval.

En marzo, el célebre cantante mexicano Alejandro Fernández “galopeó” en el estadio Tahuichi Aguilera.

Otro de los shows esperados y volteó taquilla fue el de Dr Queen, banda tributo a Queen, en marzo, en La Paz y Santa Cruz.

Este año fue especial para los amantes del K-pop; y es que agrupaciones como, U-KISS, Park Jun Ming, Luna Fly y Boyfriend se presentaron en La Paz, como grupos.

En marzo Jon Carin & Guy Pratt, exmúsicos de Pink Floyd, quienes acompañaron a la legendaria agrupación británica en los 80. Se presentaron en el Teatro 16 de Julio

En tanto que Mago de Oz, que con un nuevo vocalista, actuó en La Paz el 29 de mayo.

En marzo, una productora argentino-boliviana organizó el festival “Los gigantes de la cumbia”, con Ráfaga, Jambao y Los Brothers, en el Teatro Al Aire Libre, de La Paz.

Para abril, la productora Spectrum Corp anunciaba el regreso de los argentinos de Attaque 77, quienes se presentaron en el Teatro Al Aire Libre, el sábado 18 de abril.

Una de las sorpresas de la agenda fue la llegada a La Paz de Robi Draco Rosa. El show del talentoso y multi premiado compositor. Actuó en el Teatro Al Aire Libre.

El romanticismo de Romeo Santos hizo suspirar a los asistentes del Estadio Hernando Siles, este fue uno de los primeros espectáculos del año que volteó taquillas y concentró a más de 20.000 almas en el escenario deportivo. El segundo espectáculo del año que llenó el escenario fue la de la banda mexicana Panda, que se realizó en septiembre, en el Teatro Al Aire Libre, cuya capacidad para 9.000 personas quedó pequeña, pues hubo gente que se quedó en las puertas, para corear las canciones de la agrupación de Monterrey, México.

De los conciertos nacionales corresponde destacar la presentación de Los Kjarkas, celebrando el concierto 5.000 de su carrera. El espectáculo tuvo lleno total de público, pese a que Bronco cantaba el mismo día junto a varios invitados en el Estadio Hernando Siles.

Además de Alek Syntek, Río Roma y Enrique Iglesias, en el último trimestre del año.

La Sinfónica Nacional y los cantantes líricos hicieron lo posible para exponer sus espectáculos, aunque falta mucho para hacer que este sector artístico tenga mayores presentaciones. Esperemos que 2016 se le haga una mayor justicia, en especial por parte de la Sinfónica, que este año se distrajo más en variedades y presentar a algunos artistas del exterior, sin darles el espacio que merece los cantantes líricos nacionales, que son muchos y con sobrados méritos.

MÚSICA NACIONAL ROMPE FRONTERAS

Si hablamos de música nacional, este es un género que con el pasar de los años rompe, cada vez, más fronteras, y es que la participación en festivales internacionales se incrementa, y los principales impulsores de la cultura nacional son los jóvenes, que en cada acontecimiento “se ponen la camiseta” y hacen intervenciones musicales y artísticas dentro y fuera del país.

El objetivo principal es impulsar y promover la cultura y recalcar que la música, las danzas y los espectáculos bolivianos son de notable originalidad y calidad, lo que falta es darle mayores oportunidades para lucir la inmensa riqueza que tiene Bolivia en este orden, al extremo que en el exterior la presentan como propia o simplemente no reconocen sus orígenes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Arte, Pintura, Cultura, Teatro