miércoles, 23 de diciembre de 2015

Alcaldía quiere liberar la fachada del Teatro Achá


La Secretaría de Planificación y la Secretaría de Culturas del Gobierno Municipal de Cochabamba manifestaron ayer su interés de llegar a acuerdos satisfactorios con la Asociación Boliviana de Artistas Plásticos (Abap), respecto al conflicto que arrastran desde agosto sobre la galería Wálter Terrazas.

Respondiendo a instructivas del Concejo para recuperar todas las áreas de propiedad municipal y así sentar presencia institucional, la Dirección de Bienes Municipales –luego de revisar “minuciosamente toda la documentación existente”– notificó a la ABAP, el 19 de agosto pasado, solicitando desalojar en máximo 30 días estos predios municipales. La segunda notificación llegó este 14 de diciembre dando un plazo de 5 días hábiles para que la asociación entregue las llaves, hecho que ha puesto nuevamente en estado de alerta a sus afiliados.

Sin embargo, al margen de la recuperación de propiedades municipales, otro de los objetivos específicamente con este inmueble es la liberación del Teatro Achá como edificio patrimonial, según explicó ayer el arquitecto Manuel Prado Suárez, responsable de la Secretaría de Planificación de la Alcaldía.

“En realidad este es un terreno remanente que tiene una superficie muy pequeña que no tiene condiciones para construirse un inmueble independiente”, señaló Prado y agregó que en “muchas ciudades una de las políticas más fuertes es la de liberación de los monumentos históricos y de los edificios denominados patrimoniales, en este caso el Teatro Achá, y una de las políticas más adecuadas hacia adelante precisamente es liberar el teatro para que pueda destacarse, más o menos una cosa similar a la que hemos hecho con el pasaje de la Catedral”.

Según explicó Prado y si bien las notificaciones que recibe la ABAP son en el marco de la recuperación de espacios municipales, es necesario llegar a acuerdos. “Yo entiendo que es en ese marco, pero le vuelvo a repetir, en este espíritu de ir resolviendo las cosas, probablemente lo que corresponde es una interacción directa con la unidad que está enviando estas solicitudes para que pueda permanecer (la ABAP) de manera condicional un tiempo, hasta que se aplique la política de liberación de monumentos”.

Según Prado, “es muy importante priorizar a la gente, las calles tienen que estar más adecuadas para la vivencia y el disfrute de la gente que para la circulación vehicular y como ese vamos a ir ejecutando varios proyectos, entonces ya hemos realizado las bases de un documento para llevarlo adelante, de una intervención integral de todo el centro histórico, con esa política de recuperación de espacios, calles, aceras y calzadas para la vivencia y el disfrute del peatón”.

Manuel Prado Suárez| Secretaría de Planificación de la Alcaldía

“(...) es muy importante priorizar a la gente, las calles tienen que estar más adecuadas para la vivencia y el disfrute de la gente que para la circulación vehicular”.



La floristería

Ninoska Lazarte, secretaria de Culturas de la Alcaldía, dijo ayer por su lado que está dispuesta a negociar otros espacios municipales para que la Asociación Boliviana de Artistas Plásticos filial Cochabamba pueda trasladar sus oficinas y su galería.

La Floristería sería uno de ellos, donde además tiene el proyecto de apuntalar esta infraestructura para que el techo pueda servir como un escenario para conciertos al aire libre.

En varias oportunidades la ABAP manifestó también su interés de ocupar una oficina del ex Mejillones y establecer ahí una galería, sobre el pedido Lazarte dijo que quiere encontrar las mejores soluciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Arte, Pintura, Cultura, Teatro