sábado, 7 de noviembre de 2015

Estrenan Chicago en versión boliviana

Palabras comúnmente usadas en Bolivia como "mamita”, "porfis”, "papito” y otras forman parte de la adaptación del musical Chicago, llevada a escena por los directores Leonel Fransezze y Fabricio Ferrufino.
La obra que incluye drama y comedia se presentará hoy, mañana y el domingo, a las 19:30, en el Teatro Municipal Alberto Saavedra Pérez. Después, se trasladará al Campo Ferial Chuquiago Marka, en el auditorio Illimani del Bloque Verde, el 14 de noviembre, a las 19:30.
Antes de iniciar uno de los últimos ensayos del espectáculo que incluirá baile, canto y música, Fransezze cuenta emocionado cómo se preparó para dirigir y actuar, ya que también hará el papel del abogado Billy Flynn.
"Chicago es una obra divertida y tenemos un elenco espectacular. Además, 14 músicos en vivo dirigidos por Ruddy Franco. Una coreografía hecha por el mejor bailarín de Bolivia que es Fabricio Ferrufino y yo a cargo de la dirección”, dice sonriente.
Minutos después, Fransezze entra a la sala de ensayos. En ella seis bailarinas completamente vestidas de negro y con tacos ingresan al escenario transportando rejas que asemejan las de una cárcel. Todas siguen a Michelle Csapek, quien interpreta a la protagonista principal Velma Kelly, mientras canta el tema Tango de la prisión.
"Para mí este personaje ha sido un reto porque es lo contrario de lo que soy en la vida real. Tiene agresividad, es altanera, celosa, creída, pícara, promiscua, graciosa y muy cínica. Me ha ayudado que estudié teatro musical”, dice Csapek. La artista, que también colaboró con la coreografía de tap, resalta que el argumento de la obra es una crítica al sistema judicial adaptado a la realidad boliviana.
Segundos después, en la sala de ensayo, las bailarinas se mueven al ritmo del jazz, sin dejar de sonreír, mientras, Claudia Arce, en el papel de Roxie Hart, canta la versión en español de All That Jazz.
"Tenemos 30 personas en escena, un coro dirigido por Vanessa Alcázar. Artistas de la talla de Michelle Csapek, Claudia Arce, que está apoteósica y no está ahí porque sea una figura de la televisión, sino que realmente se lo merece. Y está Susana Renjel interpretando a Mary Sunshine”, comenta Fransezze, mientras observa a Arce cantar.
La música baja un poco de volumen y se eleva nuevamente con el ingreso de Pamela Sotelo, de Las Mentes Ociosas, a escena. Ella es Mamá Morton y le asegura a Roxie Hart (Arce) que le conseguirá una entrevista en uno de los programas de TV más importantes de Bolivia.
En el siguiente número, el protagonista es Billy Flynn, interpretado por Fransezze. El actor canta junto a las bailarinas la canción Lo que importa es el amor. Luego, y casi sin aliento, continúa relatando cómo fue el proceso de creación.
"La pre-producción duró siete meses. Comenzamos los ensayos hace tres meses. En la audición se presentaron más de 350 personas. Todo el repertorio está adaptado en castellano porque queremos hacer algo masivo”, detalla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Arte, Pintura, Cultura, Teatro