domingo, 15 de noviembre de 2015

David Mondacca “A mí me mata de la televisión el tufillo argentino”

LG: ¿Cada cuánto ves televisión?

D: Casi todos los días, soy un tele maníaco (sonríe), me gustan programas científicos como los de Discovery, sábado y domingo veo televisión española y en lo boliviano veo Anoticiando, Posdata, uno que otro programa de Abya Yala, veo también TV Culturas que me parece que vino a llenar un vacío que había, ¿no? y los otros como de pasada.

LG: ¿Qué le falta a la televisión boliviana?

D: Lo que es de lamentarse es que se llama producción nacional a todo y creo que se ha omitido y esto tendrían que ver las autoridades que la televisión, como es el medio que te mete a la cama, debería servir para sentar nuestro modo de ser, poner de precedente a nuestra cultura. El maestro (David) Santalla decía eso, en las fronteras debería haber teatros porque ahí está nuestro modo de pensar en la obra, y en la televisión debería haber los dramaricos, el teleteatro, lo que pasa con la Argentina, México, Chile, y acá donde está el mito, la leyenda, la tradición, ¿dónde está nuestro modo de ser?, ¿llamamos producción al fútbol?, ¿a esos programitas improvisados de música para que los chicos se fogueen?, ¿los noticiosos?, ¿los programas nocturnos que de pronto han invadido estas competencias al estilo Show match? Pero programas que tengan que ver con el arte mismo “janiwa”, hay un vacío tremendo y ahí deberían estar los escritores, poetas, nuestras historias, las criolladas, no sólo el folclore. A mí me mata de la televisión el tufillo argentino que tiene la mayoría de los locutores y hay honrosas excepciones. He trabajado ocho años en El Alto en la escuela de arte y a los muchachos que venían a la escuela les escuché el “Shoo” “pinche wey” y rayosss… ¿qué es eso? Es pues la televisión, los enlatados que quitan espacio para nuestra cultura, esa es la gran falencia.

LG: ¿A qué periodista de la TV boliviana admiras?

D: A María René Duchén, tiene una lucidez y una gran personalidad.

LG: Si tuvieras la posibilidad de ir a tomar un café y charlar con un/a presentador/a de televisión, ¿a quién invitarías?

D: A Soraya Delfín porque me parece una gran periodista.

LG: ¿Dibujos animados que te gusten?

D: (Sonríe) Veía Ricochet Rabbit, Loopy de Loop el lobo bueno, Maguila gorila, ahora veo los Simpson y Zoo park porque tocan y critican el sueño americano.

LG: Y de la radio, ¿qué escuchas?

D: Tengo que confesar que me he ido alejando de la radio y es una pena porque la radio es compañera.

LG: ¿Un buen conductor de radio?

D: El Padre Pérez por el humor, la ironía que tiene, él dice lo que piensa, tiene tremenda sapiencia (sonríe) (…)

LG: Imaginemos que estás en la Tv o en la radio, ¿qué tipo de programa harías?

D: Me interesaría (un programa de) entrevistas, como el del actor argentino Paul, que entrevistaba a los personajes verdaderos e iba a meterse a lugares sórdidos, pero indagaba sobre el modo de vida de mendigos, gente aislada, invisible que sólo sale de noche.

LG: ¿Cuándo fue la última vez que fuiste al teatro?

D: Aprovecho los festivales porque es una vitrina, fui a ver al Teatro de Los Andes.

LG: De las películas bolivianas que viste, ¿cuál te gustó?

D: Yo me quedo con El triángulo del lago, de Mauricio Calderón.

LG: ¿Un actor o actriz bolivian@ que te agrade?

D: Me gusta Agar Delós porque te hace reír y te hace llorar y en drama Ninón Dávalos, insuperable, por eso le dicen “La dama del teatro nacional”.

LG: ¿Grupo nacional preferido?

D: Me gustan Kalamarka, Los Taquipayas y Jach´a Mallku.

LG: De l@s cantantes bolivian@s, ¿qué voz te agrada?

D: De Luzmila Carpio, es una deidad andina.

LG: ¿Qué danza folclórica te sale mejor bailando?

D: La morenada, me seducen mucho los bailes devocionales, detesto aquellos que sirven pasarela, como los caporales por ejemplo y algo que me gusta son los chunchos de Tarija, quedé absorto, el danzante debe borrar su identidad y colocarse una máscara e interpretarlo, algo que pasa en el teatro.

LG: ¿Qué talento te hubiese gustado tener aparte del que ya posees para el teatro?

D: (sonríe) tener cabeza para los números, pues yo ahí me pierdo.

LG: ¿Qué súper héroe de la TV o del cine te gustaría ser?

D: (sonríe) Me gustaba Fantomas, que era elegante, era un ladrón, pero me gustaba por su personaje anónimo, nadie rebelaba quién era. Era un comic de dibujo.

LG: ¿Qué harías si fueras invisible por un día?

D: Ya somos voyeristas, nos gusta la vida ajena. Me gusta ver los edificios y quisiera escuchar que dicen en cada piso.

Nombre: Juan Carlos David Mondacca Arauz
Fecha y lugar de nacimiento: 3 de septiembre de 1955 en Trinidad, Beni.
Estado civil: Soltero.
Hijos: Tres.
Estudios: Estuve coqueteando con la carrera de literatura, pero lo que me interesaba era el acercamiento a las letras y los autores, porque en colegio a mis 17 años decidí que iba a ser actor.
¿A qué te dedicas hoy?: A la actuación, dirección y escritura, ya es tiempo de escribir cosas propias, ahora la escritura es fundamental y lo que me permite vivir del oficio es la pedagogía. Estoy 24 años enseñando teatro en la Universidad Católica Boliviana formando actores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Arte, Pintura, Cultura, Teatro