martes, 27 de octubre de 2015

Mamani Mamani postulará a Guinness con 14 megamurales

Whipala es el nombre del proyecto, con el que el artista plástico Roberto Mamani, proyecta ingresar al libro de récord Guinness. Se trata del pintado de 14 megamurales, en siete edificios de 12 pisos en Villa Mercedario y Villa Adela de la ciudad de El Alto. Se prevé que estén terminados para finales de diciembre próximo.

PROYECTO

Desde el domingo pasado, las redes sociales del artista Mamani Mamani se inundaron de comentarios cuando se posteo las fotografías de dos de sus trabajos, que como ya es característica, resaltan con sus colores llamativos.

“El proyecto es Wiphala y se aboca al concepto de que las pinturas es comunidad, en la que esté toda la familia que buscan mostrar una relación de convivencia en el marco de la cosmovisión andina, sin dejar de lado, animales como cóndores, o la sexualidad chacha-warmis”, explicó Mamani Mamani.

Una vez que se terminen los trabajos, que se tienen previstos en diciembre de este año se prevé postular la propuesta al libro Guinness, esto estará apoyado por el Viceministerio de Vivienda, dependiente del Ministerio de Obras Públicas. Alegando de que se trata de un alto número de murales, con esas dimensiones, los colores, la temática y conceptos, que nunca antes fueron vistos.

“Nunca se ha hecho un proyecto de estas características. Por la forma de la intervención se ha visto como opción entrar al libro de Récord Guiness, pero además quedará un icono en la ciudad de El Alto como una forma de fomento al turismo”, explicó.

En el proyecto intervienen alrededor de 40 personas y hasta el momento se registró un 30% de avance.

SOBRE EL ARTISTA

Roberto Mamani Mamani es un artista autodidacta que ha desarrollado su plástica a partir de la visión y sentimientos originarios de su pueblo, una tierra vibrante, vital, llena de colores, carácter, texturas y emociones.

Mamani decidió abrir una fundación que lleva su nombre y con ella llevar a cabo uno de sus sueños de tener una escuela de formación artística y así darle la oportunidad a jóvenes de poder explotar su lado creativo.

“El arte siempre se lo toca al final en Bolivia, es por eso que decidí abrir una escuela en La Paz, donde recibimos a 150 niños, muchos con diferentes discapacidades y los incentivamos a sumergirse en todo tipo de arte. Yo de niño no tenía alguien que me incentive así que ahora que tengo las posibilidades quiero aportar mi conocimiento a la sociedad. No tenemos ayuda gubernamental pero buscamos gente que apadrine a niños que no tengan las posibilidades de estudiar arte. La idea es que hayan escuelas en toda Bolivia”.

Este espacio está ubicado en la calle Jaen, frente a la Cruz Verde, donde además se exhiben trabajos del artista.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Arte, Pintura, Cultura, Teatro