sábado, 19 de septiembre de 2015

Compañía Periferia: descolonizar a través de la danza

La compañía de danza contemporánea Periferia de Cartagena (Colombia) plantea una propuesta en la que lo político y lo contestatario se convierten en carne a través de la piel de sus bailarines. Los efectos del colonialismo en las sociedades actuales y la toma de conciencia de las "taras” que conlleva, según explica su director, forman parte de una visión que busca revolucionar. Dos de sus obras están presentes en el Festival Encuentro Internacional Danzénica 2015.
Al ser un bailarín profesional afrodescendiente y oriundo de Cartagena, el director y coreógrafo de Periferia Lobadys Pérez inició una maestría en Comunicación y Desarrollo hace varios años, en ésta se relacionó con estudios de corte antropológico referidos a las tensiones entre los conceptos de "centro y periferia”. Esa fue la base para la creación de un laboratorio -llamado Periferia- que promueva la investigación y creación a partir de un par de ideas trasgresoras.
Se trataba de incluir las reflexiones sobre el postestructuralismo y el postcolonialismo -como las del revolucionario psiquiatra y escritor Frantz Fannon y el poeta y escritor palestino Mourid Barghouti- a la creación de un espacio de pensamiento crítico donde la danza contemporánea dialogue con ritmos callejeros como el hip hop.
Revolucionar...

Concluido el laboratorio, la compañía se creó de forma espontánea con la vocación de ser: contestataria, revolucionaria y política en temas de descololonización y los efectos del colonialismo en el presente.
Esa fuerte carga está inmersa en las dos obras que trajeron a La Paz. La disección del mito, presentada ayer en el lanzamiento de Danzénica, es una propuesta de video-danza para re-pensar al hombre, la lengua arrancada, un reencuentro y un retorno.
La obra Fuga que se presentará el martes 22 de septiembre, en el Teatro Municipal, aborda el tema de la migración a través de una mirada crítica y reflexiones que perciben al ser humano que migra como alguien que nunca será del lugar al que llega, pero -si pasa demasiado tiempo alejado de su tierra- tampoco pertenecerá del todo a donde nació. Está como en un limbo, suspendido.

Una sociedad como la cartagenera, según detalla Pérez, en la que el deseo de "blanqueamiento” -aspiración que tiene el individuo "afro” para mejorar su siguiente generación teniendo hijos con personas más blancas que él- y la sumisión de este segmento de la población es muy fuerte, hace que su ciudad, a pesar de ser muy bella y visitada, se encuentre muy fragmentada.

"Nosotros creemos que es un apartheid (sistema de segregación racial en Sudáfrica en vigor hasta 1992) no declarado. Hay claramente dos ciudades: el centro, en donde vive la minoría y se concentra el capital y lo servicios sociales; y la periferia, en donde la mayoría vive en situación de vulnerabilidad y pobreza. Nosotros concentramos nuestras obras pensando en esa periferia”, detalla Pérez.

Los proyectos de Periferia han estado presentes en destacados festivales de varios países y programaciones culturales, como la Cumbre de las Américas celebrada en Cartagena.
Rompiendo estructuras
La investigadora italiana y bailarina de Periferia Dina Candela define a la compañía como un espacio investigativo a través del cuerpo. A partir de las reflexiones que se plantean, las emociones que se hacen carne, ser determina las formas de relacionarse de los sujetos en las sociedades actuales.
"Se trata de hacer memoria, consciencia y denuncia con el cuerpo, y poner en la mesa temas que caen en el olvido en una ciudad como la nuestra, temas que deberían ser prioritarios”, sostiene Candela.
Las obras de la Compañía Periferia tratan temáticas y situaciones que se dan en Cartagena y en otras latitudes. El racismo hacia la población afrodescendiente como una actitud normalizada, o definir el reclamo de este segmento de la población como una respuesta exagerada que resulta de un "trauma”, además de relaciones de sometimiento, son algunos de ellas.
"Existen temas que incluyen al mundo indígena aunque con el tema afro hay algo más complicado. La literatura colonial decía que el indígena estaba más cercana al Homo sapiens, pero con el negro no había esperanza porque no tenían alma -ellos estaban más emparentados con los primates que con el ser humano-, estaban en un estado inferior de evolución”, argumenta Pérez.
Ambos artistas después de varios días en Bolivia, consideran un gran aprendizaje el observar cómo la sociedad boliviana madura en la convivencia entre el legado indígena y el resto de la población, algo que con los afrodescendientes no sucedió, debido a que sus antepasado vivieron una migración forzosa. Para los miembros de Periferia llegar al país ha propiciado la creación de ese pensamiento crítico del que se alimenta su arte.
Pérez detalla que su propuesta artística trata de hacer un análisis con agudeza, desconfigurar el poder de pensamiento colonialista y liberar, tanto al reprimido como al opresor, a través de sus obras, piezas que más allá de las palabras plantean temáticas complejas para el ser humano trasladándolas a la emotividad del arte.

"Es un lenguaje directo que te llega desde la emoción, la sensación, no solamente desde el razonamiento. Hubo alguien que me dijo, hace poco, que el racismo nunca se puede entender desde la racionalidad”, finaliza Candela.

Festival Encuentro Danzénica

Del 22 al 28 de septiembre se llevará a cabo el Festival Encuentro Internacional de Danza Contemporánea Danzénica 2015 (www.facebook.com/Danzénica) en el que participarán Colombia, Argentina, Costa Rica y Bolivia. Se realizará en los escenarios del Teatro Municipal, Teatro Nuna y Museo Tambo Quirquincho.
El objetivo es promover un espacio de encuentro, difusión, formación, creación, reflexión y articulación colaborativa en torno a la danza contemporánea.
Este festival nació en 2012 como con la dirección de Sylvia Fernández y organizado por la compañía Vidanza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Arte, Pintura, Cultura, Teatro