martes, 29 de septiembre de 2015

Cerca de 200 músicos en el Festipiano de Totora

Cerca de 200 músicos, entre estudiantes y maestros de La Paz, Oruro, Sucre, Tarija, Trinidad y Cochabamba participarán del XII Festival Nacional de Piano Totora “Hernán Rivera Unzueta”.

Auspiciado por la Gobernación de Cochabamba, la Alcaldía de Totora y el Ministerio de Culturas, esta nueva versión se desarrollará entre el 2 y 4 de octubre y tendrá a 162 concursantes en las categorías infantil, pre-juvenil, juvenil, estudiantes, profesional y tradicional.

Como parte del festival, el sábado habrá un gran encuentro musical artístico en el que participarán 18 maestros, entre ellos Julio Rodríguez Berríos, Juan carlso Zeballos, Susan Dutch, Diego Ballón, Christian Escalera, Ana María del Carpio y Freddy Matienzo, entre varios otros.

El festival comenzará el viernes a las 7:00 con la concentración de los artistas en la Gobernación y su posterior partida rumbo a Totora, distante a 140 kilómetros de la capital.

En los 12 años que lleva, este Festival de Piano se ha consolidado como uno de los más importantes del país, prueba de ello es la numerosa participación de niños, niñas y jóvenes independientes, al igual que profesionales, academias, conservatorios y colegios de amplia trayectoria como el Instituto Eduardo Laredo, Hughes Schools; las academias Man Césped y Juan Sebastian Bach, el conservatorio Teófilo Vargas, la Fundación Sinfónica Cochabamba, la Escuela Popular de Artes y los talleres de Dolly Sejas, Delia Flores de Vaca, Lizbeth Urioste o Emilio Aliss, sólo por citar algunos.

Entre los jóvenes talentos cochabambinos que concursarán en diferentes categorías están Erick Villegas Frontanilla, Tamya Guereca Spicchi y Camila Castellanos Mancilla.

Jóvenes talentos

“Yo empecé a tocar piano a los tres años y a los cuatro di mi primer concierto que fue en el Club Social para Navidad, de ahí tuve un periodo infantil de dejarlo y sólo iba una vez a la semana hasta el 2006 que fue cuando retomé con más intensidad”, cuenta Camila Castellanos.

Con 16 años cumplidos, Camila cursa el quinto de secundaria en el colegio Domingo Savio, por las tardes enseña piano --tiene seis alumnos entre 3 y 15 años--; luego se convierte en alumna en la Escuela Popular de Artes y por las noches ensaya piano a veces hasta las cinco de la mañana.

La primera maestra de piano que tuvo Camila fue su abuela Blanca Haydeé Mostajo, ahora estudia bajo la tutela de Erick Villegas en EPA, escuela a la que representará en el Festipiano de Totora concursando en la categoría juvenil.

“En el festival mi repertorio está con una canción de Néstor Olmos, que tuve la dicha de tener una partitura manuscrita original que tenía mi abuelita, como segundo estoy con Schumann y tocando una danza argentina de Ginastera, que son un reto, son bastante contemporáneas, cuesta sacarlas pero son bastante emotivas”.

Al ser maestra, Camilia Castellanos lleva al Festipiano a uno de sus alumnos, Ángel Daniel Rodríguez Siles. “Tiene ocho años y es un niño muy talentoso porque comenzó hace nueve meses. Usualmente cuando llevo un estudiante tiene que estar por lo menos dos años preparándose, pero él es muy bueno”, asegura Camila sobre su alumno.

Ciudad de pianos

El Festival Nacional de Piano de Totora fue creado el año 2004 por el fallecido maestro Hernán Rivera Unzueta.

Este festival ha sido declarado Patrimonio Nacional de Bolivia mediante Ley de 17 de Septiembre de 2009.

En la época republicana Totora fue conocida como la ciudad de los pianos, llegando el primer instrumento en 1878 y, según investigadores, en los años posteriores las casonas del lugar albergaban en conjunto hasta un centenar de pianos que tras la Revolución de 1952 “fueron desapareciendo sistemáticamente y llevados por sus propietarios a distintos puntos del país”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Arte, Pintura, Cultura, Teatro