jueves, 28 de noviembre de 2013

Marquez convierte la chatarra en osos polares



Planchas de automóviles, maderas desechadas y la chatarra en general son las materias primas que utilizó Abel Alejandro Marquez Caballero para crear la colección Mundo Frío, que se inaugurará esta noche a las 19.00 en el Museo Tambo Quirquincho (calle Evaristo Valle).

Marquez se considera un “artista del reciclaje”, ya que antes de emprender un proyecto recorre las ciudades del país recolectando metal y madera de desecho, ya sea de construcciones o de los cementerios de vehículos.

Es así que las 25 piezas que forman la muestra son esculturas metálicas soldadas, propuestas de madera o algunas que combinan los dos materiales. Según el autor, esto le da realce a la temática.

“Ésta es una exposición en la que toco dos temas: siendo el primero el más obvio y que se refiere a las regiones polares”, indicó Marquez. La estrella de esta parte de la muestra es un oso polar de tamaño natural para el cual el escultor utilizó planchas metálicas que alguna vez formaron parte de un automóvil.

La segunda temática de la exhibición es “ese mundo frío que existe entre el límite de la vida y de la muerte, lo que se resalta por los materiales, todos ellos desechados y que ya cumplieron con su utilidad”. La exhibición estará en los salones superiores del museo hasta finales de año.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Arte, Pintura, Cultura, Teatro