viernes, 30 de noviembre de 2012

Fotografía. Nahuel del Río se prueba con el lente y propone una serie de imágenes de un matadero cárnico



Cárnico es una exploración, un juego de composiciones, de formas y luces, de un espacio pocas veces tomado en cuenta por una sociedad que lo demanda", señala para comenzar Nahuel del Río, quien inauguró esta semana su muestra fotográfica en blanco y negro en el salón del Museo de Arte Contemporáneo, se trata de los primeros pasos de Nahuel en el mundo "artístico" con un gran tema en exposición y el apoyo de muchas personas que creen y colaboran en su trabajo.

Inicios de Nahuel. Ávido por las actividades culturales, además de su sensibilidad hacia el arte, Del Río desde pequeño estuvo frecuentando diferentes museos tanto en la ciudad como en los lugares donde viajaba. "En cierto momento, no hace muchos años, me di cuenta que no tenía una cámara para guardar momentos cuando estudiaba en Argentina y en una vacación en Bolivia fui a conseguirme una automática", quizás ese sea el momento clave para los inicios de Nahuel en la fotografía ya que él estudió Biotecnología en Quilmes (Buenos Aires - Argentina) y actualmente se encuentra haciendo una especialidad en China.
Cárnico. “Buscar sumergirse en las múltiples lecturas de un espacio perturbador y complicado" es la frase que queda en el aire sobre la explicación de la muestra. "Una invitación a adentrarse en una zona de múltiples facetas, que preferimos ignorar", señala para finalizar Nahuel, quien seguramente dará mucho que hablar con estas fotografías. Son como 12 fotografías en diferentes formatos en blanco y negro, horizontales verticales, las imágenes fueron tomadas en un matadero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Arte, Pintura, Cultura, Teatro