lunes, 4 de junio de 2012

Obra artística labrada en sal adorna el salón plenario de asamblea de la OEA

El centro del salón de plenarias de la 42 sesión de Asamblea General de la Organización de los Estados Americanos (OEA) alberga un pedacito del salar de Uyuni, motor turístico y pronto económico de Bolivia.

Desde el propio salar, en el departamento de Potosí, fue trasladada sal a granel, en forma de ladrillos, para realizar esta obra artística que lleva en el medio una barcaza de totora, realizada en las orillas mismas del lago Titicaca.

Esta obra une dos de los destinos turísticos más importantes de nuestro país el salar de Uyuni y el lago Titicaca, mostrando la belleza de este simple y a la vez complejo elemento, como es la sal.

El salón de plenarias podría considerarse como el más importante, ya que durante tres días este será el centro del diálogo.

Muchos de los visitantes que ya arribaron al valle cochabambino mostraron su asombro "nunca vi tanta sal junta y menos ladrillos de sal", comentó uno de los encargados de logística de la OEA nacido en Colombia, y más de uno no resistió la tentación de acercarse y probar la sal.

La magnificencia de este elemento hace del salar de Uyuni, uno de los destinos turísticos más paradisiacos del mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Arte, Pintura, Cultura, Teatro