jueves, 21 de junio de 2012

CONSERVATORIO rescata obra oral de la música ancestral

El objetivo es catalogar en partituras las melodías que las comunidades indígenas han creado. El área de Música Popular está encargada del trabajo.

REDACCIÓN CENTRAL

Cambio

Ocho docentes y más de 60 estudiantes componen el área de Música Popular del Conservatorio Plurinacional de Música (CPM), que se creó en 2011 en el objetivo de ampliar los campos de formación y escribir la obra oral de las comunidades indígenas.

Es una tarea descomunal que podría tomar alrededor de diez años y que tiene como método la formación e intercambio de conocimientos entre los estudiantes y los pobladores de distintas comunidades con el fin de escribir las partituras y la historia de las tonadas ancestrales que se fueron creando a lo largo de la historia.

“Nosotros estamos interesados en conocer este primer nivel (de la música boliviana, la autóctona) porque es la más pura, porque es ahí donde estamos encontrando las verdaderas raíces de nuestra música”, comentó el director ejecutivo interino del CPM, Oldrich Halas.

De acuerdo con Halas, existen pocos registros de la música boliviana ancestral u originaria y casi nada de las partituras de este tipo de melodías que fueron transmitidos de forma oral.

“Nuestros estudiantes van a las comunidades, recuperan la música, la aprehenden, la traen, la interpretan, y a partir de ello tiene que salir un documento donde esta música se reconozca y quede como repertorio de la música nacional; en un documento que luego nos permita defenderla en estratos internacionales”, señaló.

De no contar con un registro escrito de la música ancestral u originaria boliviana esto podría dar paso, como en las danzas folklóricas, a que otros países las practiquen y que se las apropien.

“Si no hacemos esto corremos el grave riesgo de que nos pase lo que nos ha pasado tantas veces en la historia de la música boliviana, que otros países aprovechen de la riqueza de nuestra música y que ellos sean los que inscriban y transcriban y finalmente se apropien de la música que originalmente era boliviana”, alertó Halas.

El área de Música Popular, que se suma a las de Música Clásica y Música Moderna, cuenta con ocho docentes que adquirieron sus conocimientos de forma empírica.

El objetivo de esta área es que el estudiante no sólo conozca un instrumento nativo o autóctono, sino que también profundice sus conocimientos sobre la música boliviana con la teoría a través de la investigación, para lo cual se dictarán las materias de antropología y sociología.

“Se están dando los primeros pasos porque la formación de un currículo y de un estudio serio de la música boliviana es algo que se tiene que trabajar con mucha seriedad y mucho cuidado”, señaló el director del Conservatorio.


Falta una entidad que proteja composiciones

En opinión del director ejecutivo del Conservatorio Plurinacional de Música, Oldrich Halas, urge la aprobación de normas y la creación de una entidad que permita defender las composiciones nacionales en el exterior.

Recordó el caso concreto de Los Kjarkas, que hace unos años determinaron asegurar sus composiciones en Europa para que en caso de que algún grupo utilice las melodías de su música se puedan defender y así sucedió.

“Es sumamente importante que la música, para que pueda ser respetada en su autoría, esté protegida”, indicó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Arte, Pintura, Cultura, Teatro