lunes, 6 de junio de 2011

Diego Guzmán de Rojas: “La pintura, un camino libre”

Creación | Este artista juega con los elementos de una forma que los integra a su vida, logrando reflejar la energía que contienen en un arte que no pretende explicarse.

Producida por ArteMóvida - Producción Cultural, la más reciente exposición de Diego Guzmán de Rojas, se inspira y se concentra en la interpretación de la energía como un todo, presente en la materia y en el pensamiento, conformando un todo en el universo. Administrador de empresas, sensible a su entorno, artista de corazón y pensamiento. Fiel a su esencia creativa y su constante búsqueda. Trabaja con la pintura en óleo inspirado por la abstracción energética de las formas. Desde la partícula más pequeña: en la naturaleza, en los metales, el agua, el aire, el fuego y en todo aquello que nos rodea en sus diferentes formas de vida. El artista se deja llevar por el movimiento energético que percibe en su entorno, plasmando en su pintura, su experiencia de arte y de vida.

¡OH!: El arte de Diego Guzmán de Rojas dice inspirarse en la energía y en la concentración de los elementos, como un todo, ¿Cómo aplica ese todo en su entorno cotidiano?

La energía esta presente en todo lo que nos rodea, donde volquemos la mirada ahí la encontraremos. Este existir es una acción, en algo material, en el movimiento, en la vida, en lo inerte. La energía, por un lado crea a los elementos y al mismo tiempo estos crean energía para existir. El agua, aire, fuego, tierra, metales, naturaleza, luz, piedra, todo está en constante movimiento, en constante creación, presentes en todo aquello que nos rodea. La energía de los elementos está presente en el vivir día a día, en cada detalle, en lo simple y cotidiano.

¡OH!: ¿Cómo se dividen los elementos y cómo se funden en el momento de crear?

En esta exposición concentro mi inspiración en los cuatro elementos de la naturaleza tierra, agua, aire y fuego y en la energía que estos producen cuando están en movimiento. La sinergia que crean todos juntos, en la vida misma que gira al rededor de ellos. Los elementos se funden y se manifiestan en mi pensamiento al momento de crear una pintura, una imagen, un cuadro.

Están constantemente presentes en todo. Y no dejan de maravillarme, eso es justamente lo que los convierte en una fuente de inspiración inagotable. La mayoría de las veces reflejan mi estado de ánimo. Migran de ser parte de un concepto a convertirse en una expresión.

¡OH!: ¿Cómo armonizarlos más allá del arte?

Al convivir con la energía de los elementos día a día, pasa a ser parte esencial de nuestra existencia. La armonía se encuentra en el balance, en el respeto hacia estos elementos, en el entendimiento y reconocimiento de nuestra conciencia, de que son parte de la creación y esencia de nuestro ser y de todo aquello que existe. La energía de los mismos está en sincronía con nuestra propia energía. Estamos integrados, somos parte de un todo.

¡OH!: Si el artista se deja llevar por el movimiento energético que percibe con su entorno, plasmando en su pintura, su experiencia, ¿Cómo transforma ese arte su estado de ánimo?

Definitivamente es una terapia para mi espíritu. Mis momentos de creación vinculan los sentimientos que experimenta mi ser en aquel instante inspiración, desarrollo y flujo de imágenes e ideas. Este espacio íntimo, este momento a solas con mi "yo" me permite sacar a luz todo lo que se oculta a los ojos del resto. Las alegrías, frustraciones, euforia, depresión, inseguridad, ilusiones, cientos de emociones y sentimientos se combinan en instantes, de donde salen sin miedo de ser juzgados. Simplemente se manifiestan y se expresan a través de infinitas pinceladas, tomando vida en color, forma y texturas.



¡OH!: ¿Por qué era necesario el retiro de Diego Guzmán de Rojas de las salas de exhibición?

Fue un periodo que tenía que vivirlo. En mi camino se presentó la oportunidad de crear de una forma completamente diferente a la que estaba acostumbrado. Estas nuevas creaciones, estas nuevas obras de arte, requieren de mucho más tiempo, paciencia y dedicación, que cualquier obra magna sobre un lienzo. Engendré algo que está siempre presente y que trajo a mi vida mucha felicidad y gozo. Me refiero a mis adorables hijos.

Aun así, a pesar de que a lo largo de estos últimos 11 años, mis momentos para dedicar tiempo a la pintura se vieron limitados, pude como cuenta gotas, producir lo que hoy se convierte en la exposición denominada "Energía de los elementos", que se puede apreciar en la Galería Alternativa ubicada en San Miguel, en la ciudad de La Paz.

¡OH!: ¿Qué ha descubierto en ese tiempo el pincel que no se ha quedado quieto?

Paciencia, mucha paciencia. Madurez. Aprendí a observar con mayor detenimiento los detalles, a apreciar las cosas, que para los ojos de muchos, son insignificantes, pero que en realidad son maravillosas. Experimenté con nuevas texturas, materiales y estilos. Trabajé con pintura, algo de fotografía y algo de escultura. También disfruté de lecturas interesantes y me atreví a escribir. Entendí que la pintura es un camino libre, que no es necesario enmarcarme o cerrarme dentro de un solo estilo definido.

Que puedo y debo jugar, divertirme en mis procesos de creación. Mi creatividad descubrió una nueva libertad de expresión.

¡OH!: ¿Cuáles son los nuevos proyectos?

Son varios los proyectos que se avecinan. No solo en el ámbito artístico sino también en lo personal y laboral. Los siguientes años traen consigo muchos retos para mi vida. Si hablamos dentro del plano artístico, planeo realizar una exposición de fotografía, continuando con la misma temática y se denominara "Energía en movimiento". El material de exposición está casi concluido.

El perfil

Diego Guzmán de Rojas Wesner nació en Tegucigalpa, Honduras el 4 de julio de 1974. Desde muy pequeño desarrolla un gran interés por la pintura. Sin duda influenciado por el hecho de crecer rodeado de los famosos cuadros de su gran abuelo Cecilio Guzmán de Rojas, marcando su estrecha relación con este arte.


Su tío Enrique Guzmán de Rojas, también pintor y arquitecto, fue quien lo introdujo a las técnicas básicas de la pintura. Tuvo como profesor en el colegio San Calixto al pintor Hugo Rojas Lara, quien lo apoyó y motivó a realizar su primera exposición en el mismo colegio. Seguidamente fue alumno de Roberto Valcárcel en la Escuela de Bellas Artes de la ciudad de Santa Cruz de la Sierra.
Entre los años 1992 y 1999, ha realizado seis exposiciones colectivas y tres individuales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Arte, Pintura, Cultura, Teatro